Azúcar moreno

Dicen los que saben que el tema con el director del SAE, Héctor Orozco, y los ingenios azucareros que eran de grupo CAE, de Enrique Molina, tiene cola que le pisen en la vieja competencia en México entre Coca-Cola y Pepsi, desde los tiempos en que Vicente Fox era gerente en la primera y el otro dueño de la segunda.

El pleito entre el ranchero y el lanchero no es para menos. Las marcas manejadas por Molina competían perfectamente en bola con las ventas logradas por un solo producto de la competencia y la compra de los ingenios en la época de Carlos Salinas de Gortari fue la piedra de toque para que Pepsi y toda su familia crecieran de manera importante.

Por eso, en el entorno familiar, lo que dicen es que la expropiación fue más un ajuste de cuentas que una medida real de protección a una industria.

El caso es que Caze quiere en todo caso que le paguen sus factorías para dejar que el proceso de licitación avance y, mientras no sea así, seguirán peleando en tribunales la posesión. Ojo, no se han cerrado a negociar, pero el tema es que parece que no les quieren dar nada.

Planes de expansión

Los que no quieren dejar cabo suelto son los directivos de la sofom Unifin, que dirige Luis Barroso, quienes prevén duplicar su tamaño a fines del 2017; para ello, ya pusieron en marcha un plan de apertura de oficinas.

Sin embargo, su prioridad será mantener adecuados niveles de cartera vencida; en la actualidad, este indicador se ubica en 0.6%, cifra que es menor a la que se registra en el sector bancario y que en promedio es de 2.6 por ciento.

Esta sociedad financiera de objeto limitado se listó este año en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por lo que aprovechará la buena racha para consolidar su posición en el mercado.

Espaldarazo

La inmobiliaria Grupo GICSA, de Elías Cababie, emitirá notas de largo plazo por hasta 5,000 millones de pesos para fondear su plan de inversión que duplicará su superficie bruta alquilable a través del desarrollo de 14 propiedades.

En este sentido, la calificadora de riesgo Standard & Poor’s asignó una nota preliminar de riesgo crediticio de largo plazo en escala nacional de mxA con una perspectiva Estable. Ello refleja que la empresa continuará mejorando su posición competitiva dentro del segmento comercial y de oficinas en México, a medida que ejecute su plan de inversión, mientras mantiene su deuda a EBITDA por debajo de 6.5 veces.

Pero como dice S&P, es una calificación preliminar y la nota final dependerá de que la emisión de deuda de largo plazo propuesta por la compañía cumpla con todos los términos y condiciones. De hecho, en el caso en que S&P no reciba la documentación final de la emisión de deuda propuesta dentro de un plazo razonable, o la documentación final de la transacción diste de la información revisada, se reservará el derecho de retirar o ajustar la calificación.

De estreno

La empresa de tecnología LG Electronics presentó dos nuevos teléfonos inteligentes en México, los cuales estarán disponibles a partir de la próxima semana, con funciones que prometen establecer nuevos parámetros en sus respectivas categorías.

Los nuevos dispositivos son el LG V10 y el LG Zero. El primero está diseñado para brindar una experiencia multimedia, con características como dos cámaras frontales de 5.0 megapixeles (Mpx) cada una, así como una trasera de 16 Mpx y una pantalla principal de 5.7 pulgadas.

El LG Zero cuenta con una pantalla de 5.0 pulgadas, una cámara trasera de 13 Mpx y una frontal de 8.0 Mpx, con función Selfie Advanced UX, que toma hasta cuatro imágenes de forma continua para una mejor experiencia.

Concamin reconoce

La Concamin, que dirige Manuel Herrera, clausurará los trabajos de su Reunión Anual de Industriales, donde el secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete, entregará el Premio Ética y Valores en la Industria a los organismos y asociaciones que más han destacado en este rubro.

Uno de los galardonados es José Antonio Cifrián, presidente de la Entidad Mexicana de Acreditación (EMA), y que por tercera ocasión recibirá dicho reconocimiento.

Echan humo

En la Torre de Pemex, de Emilio Lozoya, no están para nada contentos con la posición asumida por la calificadora Moody’s y lo menos que dijeron de su analista líder Nymia Almeida es que sus declaraciones hechas en petit comité son estridentes .

Les caló hondo que la analista se atreviera a dar pronósticos de otra posible baja de la calificación de Pemex, ¡en 18 meses! Dicen que esta posición no es común entre las calificadoras serias, y en el caso de Pemex este pronóstico les parece que es de lo más infundado, ya que pareció que hicieron oídos sordos a la lista de logros que han conseguido en los últimos meses.

Dicen que han trabajado para adaptarse al entorno internacional adverso y fortalecer su posición financiera, además de la reestructura corporativa lograda en tiempo récord y la negociación histórica de su sistema de pensiones. Todo esto no lo tomaron en cuenta.