En el proceso para elegir al titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), hay de todo como en la botica: académicos, funcionarios federales, contralores de los estados y un montón de funcionarios de la ASF. Al momento de esta edición, 41 candidatos aspiran a dirigir los destinos de la institución más importante en la fiscalización del dinero público.

El auditor superior, Juan Manuel Portal, se dio por aludido por las indirectas del presidente de la Comisión de Vigilancia, Luis Maldonado Vanegas (PRD), decidiendo no participar en el actual proceso.

Respecto del proceso electivo, del 2 al 6 de diciembre se llevarán a cabo las entrevistas de los candidatos; posteriormente, el día 9 de diciembre, la Comisión de Vigilancia de la ASF remitirá al pleno de la Cámara de Diputados la terna para elegir al próximo auditor superior.

A pesar del gran número de aspirantes pocos son los candidatos que pueden tener la capacidad para dirigir los destinos de la ASF. Para el cargo se requiere: i) vasta experiencia en actividades de fiscalización para encontrar los errores voluntarios e involuntarios de los funcionarios; ii) capacidad de negociación para conducir la auditoría en el ecosistema político repelente a la fiscalización; iii) entendimiento del contexto nacional para establecer un papel protagónico en el Sistema Nacional Anticorrupción; iv) mucho valor para enfrentar con decisión el cáncer corruptivo que se encuentra enquistado en todo el sector público.

Entre los aspirantes, en el sentido anecdótico llama la atención que Iván López Fernández, contralor de Javier Duarte, se inscribiera para el proceso; hay que reconocer que si alguien sabe de corrupción es él. Muchos poblanos y veracruzanos participan, confiando en que su paisano y excompañero de trabajo Maldonado Venegas los favorezca.

Entre los perfiles sobresalen Benjamín Fuentes, secretario técnico de la ASF, quien conoce bien las entrañas de la institución; Julián Alfonso Olivas Ugalde, exencargado de la Secretaría de la Función Pública en esta administración, y Raúl Sánchez Kobashi, este último un peso pesado entre los candidatos, cuenta con experiencia en altos cargos de la administración publica y de la fiscalización de recursos en los ámbitos estatal y federal, ha trabajado sin distingos en las administraciones del PAN y PRI. En fin, querido lector, en esta etapa hay muchos candidatos y poca calidad para dirigir la ASF.

Twitter: @ErosalesA

Eliseo Rosales Ávalos

Abogado

Los mismos de siempre

Politólogo y abogado, académico, columnista, presidente de ciudadanos sin partido y orgulloso mexicano.