El gobierno lopezobradorista se está especializando en aplicar la técnica de la “manita de puerco”.

Ha aplicado y, ha visto la efectividad, de la aplicación de la fuerza con tal intensidad que causa dolor hasta que el que la resiente, cede.

Se la aplicó a los empresarios que estaban construyendo el aeropuerto de Texcoco. También se la aplicó a los constructores del gasoducto Guaymas-El Oro. A las organizaciones empresariales. A los banqueros. A los grandes contribuyentes.

Y ahora decidió aplicársela a las Afores. Propone aplicarles un “control de precios” en las comisiones que cobran a los trabajadores.

Vencidas, el juego

Es como un juego de “vencidas”.

Los poderosos empresarios se sentaron a negociar y algunos de ellos hasta terminaron en el “consejo empresarial” del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Acusados de contrato “leonino” los de Ienova renegociaron.

El poderoso líder de la cúpula de cúpulas, Carlos Salazar, fue reprendido por “sus moditos” y “congelado” por un tiempo.

Los banqueros, amenazados por la regulación de las comisiones, decidieron bajarlas y hasta se pusieron de acuerdo para lanzar el Cobro Digital (CoDi). Los grandes contribuyentes, amenazados con cárcel, prefirieron pagar completas sus contribuciones.

Es el juego de las vencidas. Al presidente López Obrador le ha funcionado “la manita de puerco”.

Aunque por supuesto, no quiere decir que esté bien que se “brinque” normas y leyes.

El precio lo está pagando con niveles mínimos de confianza empresarial y de inversiones privadas, nacionales e internacionales.

Para el Presidente de México, el “fin justifica los medios”.

“Tope”, la sorpresa

En ese contexto, el viernes por la tarde, envió la iniciativa de ley de Reforma de Pensiones, con una enorme sorpresa. Incluye “control de precios” en las comisiones que cobran las Afores.

Propone fijar un tope a las comisiones que cobran las Afores a los trabajadores por administrar sus recursos a un promedio aritmético de lo que cobran Colombia, Chile y Estados Unidos de 0.62, 0.54 y 0.45 por ciento.

La Coparmex, de Gustavo de Hoyos, advirtió que la iniciativa de ley se aparta de lo negociado previamente y, el control de precios, que pretende instituír es contrario al T-MEC.

Comisiones, papa caliente

El tema de las comisiones siempre estuvo sobre la mesa y fue una “papa caliente”. La secretaría de Hacienda, encabezada por Arturo Herrera, el titular de la Unidad de Pensiones y Seguros, Carlos Noriega y el presidente de la Consar, Abraham Vela, pugnaron por la reducción paulatina del actual  nivel de 0.92% a 0.70% hacia el final del sexenio. Sin embargo, las Afores respondieron que sí, en términos genéricos, pero eludieron el compromiso formal.

El gremio de las administradoras, argumentó que no podían ir en contra de la competencia económica.

Aseguran que la reducción de las comisiones no es lo más importante para aumentar el ahorro de los trabajadores, sino el aumento de las aportaciones.

En el largo proceso de negociación, Hacienda y la Consar hicieron un gran esfuerzo por convencer a los poderosos grupos financieros de la necesidad de reducir las comisiones. Y lo han venido logrando, aunque paulatinamente.

En paralelo se registraron más de una decena de iniciativas de ley que amenazaban con estatizar a las Afores.

La última se registró en días pasados, a pesar de que ya se había anunciado la Reforma de Pensiones en Palacio Nacional.

Una reforma cuyos componentes son positivos: el compromiso de los empresarios de asumir el aumento de la aportación del 5.15% a 13.87% y, la reducción de las semanas de cotización para los trabajadores de 1,250 a 750, entre otros.

En el útimo momento, el tema de la negativa de las Afores para un compromiso específico de reducción de las comisiones, habría llevado al Jefe del Ejecutivo a incluir la “sorpresa” del control de precios.

Parece, otra vez, la técnica de la “manita de puerco”. Veremos.

Marco A. Mares

Periodista

Ricos y Poderosos

Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.