Monterrey- El gigante mexicano Walmex anunció un alza interanual de sus ganancias en el primer trimestre, aunque menor a lo esperado, justo cuando ha estallado un escándalo por acusaciones sobre presuntos sobornos con los que habría impulsado su crecimiento.

Wal-Mart de México informó el lunes que su ganancia neta creció 4.7%, a 4,712 millones de pesos (368 millones de dólares) en los primeros tres meses del 2012, por debajo del promedio de 5,140 millones de pesos estimado en un sondeo de Reuters.

Los ingresos totales ascendieron a 96,901.6 millones de pesos, un alza de 14% interanual, en línea con lo esperado por el mercado.

Sin embargo, las acciones del minorista se hundieron y tuvieron su peor caída diaria desde el 4 de mayo de 1998 y el volumen negociado fue el más alto desde el 19 de abril del 2000. Los papeles de Walmex perdieron 12% y cerraron en 37.82 pesos en la bolsa mexicana.

El desplome se debió a informaciones divulgadas el fin de semana por el diario estadounidense The New York Times, que publicó que la empresa -unidad de la estadounidense Wal-Mart Stores Inc. - habría pagado unos 24 millones de dólares en sobornos a fin de obtener permisos para construir tiendas en México.

Pese a todo el escándalo generado, Walmex dijo este lunes que esperaba que estos asuntos no produzcan efectos adversos en su negocio, situación financiera y flujos de caja.

El minorista reportó que sus ganancias antes de intereses, depreciación y amortización (EBITDA) crecieron 7% a 8,645 millones de pesos, también por debajo de la expectativa.

"Me parece que el EBITDA se vio impactado más de lo que todos esperábamos por mayores gastos de electricidad y renta de locales", comentó Paola Sotelo, analista de la casa de bolsa Monex.

La compañía opera actualmente 2,760 unidades comerciales en México y Centroamérica.

ros