Uber Technologies Inc dijo el miércoles que el crecimiento en las reservas de sus servicios de transporte y despacho subió un 6% en los últimos tres meses, el tercer trimestre seguido que la expansión se mantiene en un solo dígito tras el crecimiento de dos dígitos que mantuvo durante 2017.

La firma, con base en San Francisco, reportó una pérdida de 1.070 millones de dólares para el período cerrado el 30 de septiembre. La cifra representa una alza de un 20% respecto al trimestre previo pero es un declive de 27% ante el mismo lapso del año previo, cuando la firma informó su mayor pérdida trimestral tras la salida del cofundador y expresidente ejecutivo Travis Kalanick.

Uber quiere crecer en transporte de carga, entrega de comida y arriendo de bicicletas eléctricas y monopatines ante la debilidad de su negocio tradicional. La firma, valorizada en 76.000 millones de dólares, enfrenta la presión de mostrar que puede seguir expandiéndose lo bastante como para ser rentable.

La empresa informó que su pérdida antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización fue de 592 millones de dólares, frente al déficit de 614 millones de dólares del trimestre pasado y la baja de 1,020 millones de dólares del mismo período del año pasado.

"Tuvimos otro trimestre sólido para un negocio de nuestro tamaño y alcance global", declaró Nelson Chai, jefe financiero de Uber. El ejecutivo habló con especial énfasis de "los mercados de potencial alto en India y Oriente Medio donde seguimos solidificando nuestra posición de liderazgo".

Las reservas brutas de Uber sumaron 12.700 millones de dólares, alza de 6% respecto al trimestre anterior y subida de 41% respecto al año pasado.

Los ingresos para el trimestre sumaron 2,950 millones de dólares, lo que representa una subida de un 5% frente a los tres meses previos y un salto interanual de un 38 por ciento.