La fabricante de autos eléctricos, Tesla, fundada por el magnate Elon Musk, perdió 13,881 millones de dólares en un día en su valor de capitalización en la Bolsa de Nueva York, con una caída de 2.49% en el precio de sus acciones para cerrar en 563.46 dólares cada una.

La razón, el desplome de las criptomonedas. Sobre todo del Bitcoin, ya que Tesla era la principal empresa que invertía en este activo debido a la preferencia de Elon Musk por la divisa electrónica, y de hecho hasta hace una semana, la compañía aceptaba bitcoins como medio de pago por sus autos.

De hecho, ante la volatilidad de la sesión, Musk publicó en Twitter que Tesla no venderá sus participaciones en Bitcoin a corto plazo, y que la firma tiene manos de diamante, indicando que mantendrá su preferencia por el activo.

Dicho mensaje tuvo el efecto esperado sobre el Bitcoin, que había empezado a repuntar justo antes de su tuit, aceleró su rebote, subiendo casi un 9% desde que se publicó el tuit.

Tesla acumula una pérdida de 20.15% en lo que va del 2021 en 563.46 dólares respecto a los 705.67 dólares, una diferencia de 142.21 dólares respecto al cierre del año previo.

Además, Coinbase, el mayor bróker de criptomonedas en el mundo, que se lanzó en la Bolsa de Nueva York el pasado 13 de abril, con un valor cercano a los 100,000 millones de dólares, cayó 5.94%, ante el desplome de las criptodivisas.

ariel.mendez@eleconomista.mx