La reducción en la tasa de interés y el abaratamiento de las empresas es suelo fértil para aumentar el atractivo del mercado accionario mexicano, pese al magro escenario económico que se ha agudizado con el brote de la pandemia del Covid-19, aseguró Carlos González.

El director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex explicó: “Vemos un bajo costo de oportunidad que estaría favoreciendo al mercado accionario. No es que las expectativas económicas sean mejores, más bien, dado el nivel de valuación y el diferencial entre el rendimiento implícito de mercado resulta interesante cuando se compara con una tasa de largo plazo”.

Durante una videoconferencia detalló que el rendimiento implícito del mercado es casi tres veces más que la tasa de largo plazo (como el bono a 10 años), uno de los niveles más altos vistos en los últimos años, lo cual habla del bajo costo de oportunidad y de la posibilidad de que el mercado pudiera tener una revaluación relativamente importante.

“Todavía habrá que considerar bajas adicionales en la tasa de referencia del Banco de México, lo cual también pudiera ayudar a disminuir las tasas de largo plazo”, añadió el directivo.

Así que las estimaciones para el S&P/BMV IPC, el índice bursátil que concentra a las 35 empresas más grandes de la Bolsa Mexicana de Valores, se ubican en niveles de 41,500 puntos para finales de este año.

Este piso significaría que el referente tiene el potencial de generar rendimiento de 14.61% al cierre del 2020, si se considera el nivel actual de 36,206.86 puntos. Durante estos meses del año, el IPC ha caído 16.84%, pero durante abril y lo que va de mayo las ganancias acumuladas son de 4.78 por ciento.

Esta expectativa de crecimiento para el S&P/BMV IPC de la BMV asume un crecimiento de 5.3% en el EBITDA de las empresas que lo integran, como América Móvil, Walmart de México y Grupo Bimbo.

Por su lado, las ventas crecerían 3.8% este año respecto al 2019, debido a una menor demanda por las afectaciones que la pandemia ha causado en el consumo, en las cadenas de suministro, así como por el cierre temporal de empresas y mayores tasas de desempleo.

Carlos González reiteró que el IPC podría tener una recuperación importante más por un tema de valuación y menor tasa, que por un escenario de crecimiento económico.

judith.santiago@eleconomista.mx