El de Starbucks (SBUX) ha sido uno de los casos de éxito más resonantes en el negocio global de consumo a lo largo de los últimos años. Pero a pesar de la notable expansión de la compañía, el negocio presenta todavía posibilidades de crecimiento atractivas.

En base a datos del último trimestre, la firma cuenta con una base total de más de 21,300 tiendas alrededor del planeta. En algunos mercados clave de los Estados Unidos, la alta penetración de mercado resulta evidente con simplemente observar la cantidad de tiendas de Starbucks que suelen aglomerarse en espacios geográficos relativamente pequeños.

En general, el crecimiento suele desacelerarse considerablemente en la medida en que una compañía gana mercados y consolida su liderazgo en una industria relativamente madura como es la de cafeterías y restaurantes. Sin embargo, la performance de Starbucks resulta particularmente alentadora teniendo en cuenta la escala que ha alcanzado el negocio.

Las ventas durante el último trimestre crecieron un 10% interanual, alcanzando los 4,200 millones de dólares. Las ventas en locales comparables, es decir, el crecimiento de ventas excluyendo el impacto de nuevas tiendas, fue del 5% en el periodo.

Esto implica que la empresa ha acumulado 19 trimestres consecutivos con un crecimiento de ventas comparables por encima del 5% anual, lo cual es una performance muy superior a la que se observa en la mayoría de las compañías del rubro.

La firma cuenta con cerca de 14,200 locales en el continente americano, la mayoría de ellos en Estados Unidos. No obstante, las ventas comparables en esta región estuvieron en línea con el crecimiento global de la firma, con un aumento interanual del 5 por ciento.

A pesar de la fuerte presencia geográfica de Starbucks en algunos mercados clave, la demanda se mantiene notablemente firme, lo cual le permite generar ventas crecientes sobre la base de locales existentes.

En mercados emergentes, además del incremento de ventas en tiendas comparables, Starbucks cuenta con un amplio margen para continuar expandiendo la cantidad de locales. Las ventas en la región de China y Asia/Pacífico crecieron un 21% interanual en el último trimestre, llegando a los 309.9 millones de dólares.

Buena parte de la estrategia de crecimiento de la empresa está basada en la innovación de productos, lo cual presenta considerables ventajas en términos de márgenes de rentabilidad, ya que permite incrementar las ventas sin expandir la base de locales. Por lo tanto, las ventas tienden a crecer más rápidamente que los costos, incrementando así el margen de ganancias.

Tras la adquisición de la cadena de té especializado Teavana, la firma está expandiendo rápidamente su portafolio de productos en esa categoría. Las ventas de té helado crecieron más de un 20% en el último trimestre. En el mismo sentido, la firma está ampliando considerablemente su menú de comidas, de forma tal de atraer a una mayor variedad de clientes y generar incrementos de ventas con necesidades de inversión relativamente bajas.

La diferenciación de marca de Starbucks le permite aplicar con éxito una estrategia de precios superiores a los de la competencia, lo cual se traduce en márgenes de ganancia por encima del promedio y un sólido crecimiento de ganancias. Las ganancias ajustadas por acción de la firma crecieron un 23% en el último trimestre, alcanzando un nivel récord de 0.74 por acción.

El CFD de Starbucks encontró soporte en la zona de los 70.9 dólares mediados de octubre. A partir de allí, emprendió una vigorosa recuperación que lo posicionó nuevamente en máximos del año, es decir, en cercanías de los 82.5 dólares.

Un quiebre por encima de ese nivel representaría nuevos máximos históricos para Starbucks, confirmando así la tendencia alcista de precios. La zona de 82.5 podría pasar a funcionar como soporte en ese escenario.

A la baja, en cambio, el nivel de 77.5 dólares ha funcionado como soporte a principios de noviembre, y representa entonces un nivel de importancia a corto plazo. En un horizonte de mediano plazo, el rango comprendido entre los 68.5 y los 71 dólares ha funcionado como zona de soporte entre agosto de 2013 y octubre de 2014. Se trata de un rango bastante amplio, el cual parece señalar un nivel clave de demanda para este CFD.

Starbucks cotiza a un ratio precio/ganancias de 22 veces los resultados estimados para el año próximo. Esta valuación está por encima del promedio del mercado y refleja la calidad del activo.

Tenemos un valor estimado de 95 dólares por acción, frente a un precio actual de 82, y recomendamos la utilización de stop loss por debajo de los 70.

[email protected]