Los accionistas titulares de 89.11% del capital de Banco Santander eligieron su dividendo flexible en nuevas acciones, frente a 10.89% que prefirió percibir la retribución en efectivo.

La entidad aumentará capital en 1.02% (73.92 millones de euros), ya que emitirá 147.84 millones de nuevas acciones de 0.5 euros de valor nominal unitario para hacer frente a la entrega de títulos.

Tras esta ampliación, el capital social del banco será de 7,291.17 millones de euros y estará representado por 14,582.34 millones de acciones. Los nuevos títulos emitidos comenzarán a cotizar el 14 de noviembre.

El valor de la retribución correspondiente a los tituares de los derechos que han optado por recibir acciones asciende a 578.82 millones de euros, según ha indicado la entidad presidida por Ana Botín a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De los titulares de acciones del banco, 10.89% ha preferido recibir el scrip dividend en efectivo, para lo cual Santander ha adquirido 1,571-7 millones de derechos por un total de 70.7 millones de euros.

Mucha actividad

Entre noviembre y diciembre las empresas que cotizan en la Bolsa de Valores de Madrid afrontarán una serie de citas clave que podrían apuntalar o echar por tierra el tradicional rally alcista de fin de año.

Con independencia del rumbo que tomen los mercados, muchos inversionistas contarán al menos con el consuelo del dividendo: entre noviembre y diciembre 13 empresas abonarán hasta 4,476 millones a sus accionistas. Este importe es equivalente a la capitalización bursátil de Cellnex.

Esta cifra será finalmente inferior, ya que entre los dividendos previstos en la recta final de año figuran dos programas de pago en scrip, que la mayoría de los inversionistas suele cobrar en acciones.

Además de Santander, el accionista de Ferrovial aún tiene hasta el 9 de noviembre para pedir el cobro en metálico.

Hoy también paga dividendo el gigante textilero Inditex, cuyo principal accionista, Amancio Ortega, será el mayor beneficiario.

valores@eleconomista.com.mx