El rublo cayó el viernes a un nuevo mínimo de casi 58 unidades por dólar, manteniendo un declive que según operadores llevó al Banco Central de Rusia a intervenir en el mercado luego de que una subida de las tasas no lograra contener la depreciación de la moneda.

El rublo perdió 1.70% contra el dólar, a 57.36 rublos, mientras que frente al euro se depreció 2.40%, a 71.55 unidades.

Las acciones rusas que cotizan en dólares también cayeron, en línea con la debilidad de la moneda y el desplome de los precios del petróleo.

El rublo ha perdido más de 40% frente al dólar desde comienzos de año. Se ha visto afectada por la baja en los precios del crudo y por la aversión al riesgo hacia los activos rusos, provocada por la crisis con occidente tras la participación de Moscú en la crisis en Ucrania.

El jueves, el Banco Central ruso subió su principal tasa de crédito en 1 punto porcentual, pero la medida no logró contener el declive del rublo ni alejar el pesimismo sobre la economía.

Algunos operadores expresaron que el banco había intervenido el viernes cuando el rublo se acercó al nivel de 58 unidades por dólar.

El Banco Central salió a defender la marca de 58 rublos y vendió cerca de 700 millones de dólares en un plazo corto , detalló Aleksei Vorobyov, jefe de Operaciones Cambiarias del banco Vozrozhdenie.

El viernes, el Banco Central informó que realizó intervenciones por 11,180 millones de rublos (197.44 millones de dólares) en el mercado cambiario el 10 de diciembre, tras la intervención por 348 millones de dólares del 9 de diciembre, y los cerca de 4,500 millones de dólares la semana pasada.

El rublo podría ser afectado también por las esperadas compras de dólares de Rosneft, la principal petrolera, que vendió 625,000 millones de rublos (11,000 millones de dólares) en bonos el jueves.