Este martes Riverstone colocó un Certificado de Capital de Desarrollo (CKD) en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para invertir en proyectos de energía renovable en el país. El monto total de los recursos captados a través del vehículo fue por 8,000 millones de pesos, de los cuales dispuso de una primera emisión de 1,600 millones de pesos.

Riverstone es un fondo global de capital privado enfocado a la industria energética. A través de nueve fondos y tres vehículos listados ha recaudado 34,600 millones de dólares a escala global desde su creación en el 2000.

Con dicho capital había reportado más de 120 inversiones hasta diciembre del 2016, en proyectos de generación de energía renovable y limpia en Norteamérica, América Latina, Europa, África, Australia y Asia.

El emisor dijo, en una presentación a inversionistas, que la industria energética renovable se está transformando y desplazando a la tecnología de generación convencional a nivel global.

oportunidades

México tiene oportunidades para realizar inversiones de capital privado en el sector de energía renovable, consideró, luego de la desregulación y expansión de la industria energética promovida con la reforma del sector en el 2013, así como con las políticas que buscan reducir las emisiones de carbono en el país y la reducción de costos del desarrollo de las fuentes de energía renovables.

“En el marco de la reforma energética, se espera que México invierta aproximadamente 9,000 millones de dólares anuales en la modernización y el desarrollo de la infraestructura de generación, transmisión y distribución de electricidad, de los cuales más de 7,000 millones se destinarán en los siguientes cinco años a desarrollar nueva capacidad de generación, con un enfoque en tecnologías renovables”, cita el emisor en un documento.

Añade que México cuenta con recursos solares que se traducen en un potencial para generar hasta 30 gigawatts (GW) para el 2030 y eólicos de hasta 50 GW.

Para el 2040 se estima que México representará 21% del total de la capacidad instalada de generación de energía eólica en América Latina —sólo por detrás de Brasil—, y agregará un estimado de 650 megawatts (MW) al año de nueva capacidad entre el 2021 al 2030 y 1 GW anual de nueva capacidad entre el 2031 y el 2040.

Este será el segundo CKD que Riverstone coloca en México.

judith.santiago@eleconomista.mx