El gigante chino del comercio electrónico Alibaba registró una utilidad neta atribuible de 28,718 millones de yuanes (3,648 millones de euros) en los seis primeros meses de su año fiscal, lo que representa un retroceso de 11.2% en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente, según informó la compañía, que incluso revisó a la baja su previsión de ingresos para el conjunto de su año fiscal.

Los ingresos de Alibaba en el primer semestre de su año fiscal sumaron un total de 166,068 millones de yuanes (21,101 millones de euros), cifra que representa una mejora de 57.7% en relación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

En el segundo trimestre de su año fiscal, Alibaba obtuvo una utilidad neta atribuible de 20,033 millones de yuanes (2,545 millones de euros), 13,4% más que en el ejercicio anterior, mientras sus ventas aumentaron 54.5%, hasta 85,148 millones de yuanes.

Por su parte, la compañía china informó que el número de usuarios activos anuales en sus sitios de venta minorista en China alcanzó 601 millones en junio del 2018, lo que representa un incremento de 25 millones en 12 meses, mientras que el número de usuarios móviles activos en los sitios minoristas en China subió en septiembre a 666 millones, un aumento trimestral de 32 millones.

A la baja

De cara al conjunto del año fiscal, Alibaba revisó a la baja su pronóstico de ingresos, que sitúa ahora en una horquilla de entre 375,000 y 383,000 millones de yuanes (47,649 y 48,660 millones de euros), lo que representa un ajuste a la baja de entre 4 y 6%, respecto de su anterior previsión. (Expansión/España y agencias)

valores@eleconomista.mx