Repsol someterá a su junta general de accionistas, que se celebra el próximo 19 de mayo, el pago de un dividendo complementario correspondiente al ejercicio del 2016 de 0.45 euros brutos por acción, a través del programa dividendo flexible.

Esto supone elevar un 28.5% el dividendo con respecto a la retribución a cuenta de 0.35 euros por título abonada el pasado mes de enero y situar el dividendo total correspondiente al ejercicio del 2016 en 0.8 euros brutos por título, en línea con lo abonado el año anterior.

Se propondrá a los accionistas mantener el programa de scrip dividend en sustitución del dividendo a cuenta del ejercicio del 2017, permitiendo a los accionistas decidir si prefieren recibir parte o la totalidad de su retribución en efectivo o en acciones liberadas de la compañía. La petrolera someterá el nombramiento como consejeros externos independientes de Maite Ballester Fornés, Isabel Torremocha Ferrezuelo y Mariano Marzo Carpio, en sustitución de Javier Echenique Landiríbar, María Isabel Gabarró Miquel y Henri Philippe Reichstul. Todos estos nombramientos serán vigentes por un periodo de cuatro años.

También se propondrá a los accionistas la reelección como consejeros de Rene Dahan, Manuel Manrique Cecilia y Luis Suárez de Lezo Mantilla, así como la ratificación del nombramiento por cooptación y reelección de Antonio Massanell Lavilla. El grupo presidido por Antonio Brufau someterá a aprobación de la junta las cuentas anuales del 2016, en las que la compañía obtuvo el mayor beneficio neto de los últimos cuatro años, 1,736 millones de euros.

El consejo también someterá a los accionistas el nombramiento de PricewaterhouseCoopers como auditor de la compañía para los ejercicios del 2018, 2019 y 2020.

Otro de los asuntos que tratará con los accionistas es continuar con un sistema retributivo para el consejero delegado referenciado a la evolución de la cotización de la acción de Repsol frente a una muestra de cinco compañías internacionales comparables.