Tras conocerse los magros resultados de Bachoco al cierre del cuatro trimestre del 2013, se anticipa un difícil primer semestre para la productora de pollo y huevo.

Si bien Bachoco fue el año pasado una de las emisoras más ganadoras en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) -ya que el precio de su acción creció 52.3%- sus estados financieros reflejan dificultades, pues entre octubre y diciembre del año pasado sus ventas e ingresos antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones (EBITDA) cayeron 9 y 32.6%, respectivamente, comparado con igual lapso del 2012.

En un análisis, Banco Ve por Más explica que este comportamiento negativo se debió principalmente a la gripe aviar que provocó el sacrificio de varios cientos de aves, así como a los ajustes de precios al consumidor que se presentaron a lo largo del 2013.

También contribuyó el hecho de que la reforma fiscal aumentó las obligaciones tributarias del corporativo, ya que la eliminación del régimen simplificado -que implicaba para Bachoco una tasa preferencial de 21%- generó una carga extraordinaria por 668 millones de pesos.

El área de estudios económicos de Invex destaca por su parte, que la caída en los flujos operativos se debió a un mayor volumen de gastos en costos fijos y materias primas.

Con base en estos datos, ambas casas de Bolsa prevén que en el primer semestre del 2014 Bachoco intentará remontar sus ventas y ganancias, en un contexto en el que la inflación ha crecido y el consumo se encuentra en incipiente recuperación, aunque los precios del maíz (principal insumo) se mantendrán bajos.

[email protected]