Los precios de los bonos del Tesoro estadounidense cayeron el lunes en una sesión volátil, luego de que los operadores tomaran algunas ganancias tras los buenos resultados registrados en enero, cuando el mercado generó su rentabilidad mensual más fuerte en más de seis años.

El sector de la deuda del gobierno de Estados Unidos registró una rentabilidad total de 2.88% en enero.

Lo anterior, debido a que el rendimiento de los bonos a 30 años anotó una serie de mínimos históricos por las preocupaciones sobre el debilitamiento del crecimiento mundial.

El retorno de los bonos del Tesoro el mes pasado fue el mayor desde el alza de 3.54% de diciembre del 2008, de acuerdo con un índice elaborado por Bank of America Merrill Lynch.

Apple planeaba recaudar 5,000 millones de dólares en el mercado de bonos el lunes, mientras los inversionistas esperan una probable emisión de bonos por 27,000 millones de dólares de Actavis, según IFR, una unidad de Thomson Reuters.

datos económicos adversos

El descenso de los precios de los bonos se vio limitado por datos decepcionantes sobre la manufactura y el gasto en construcción, que apoyaron la visión de una desaceleración de la expansión económica de Estados Unidos.

En el mercado abierto, los precios de los bonos a 10 años registraban pocos cambios, con un rendimiento de 1.676 por ciento.

El viernes, el rendimiento a 10 años cayó a 1.637%, un nivel no visto desde mayo del 2013.

Los precios de los títulos a 30 años cayeron 1/32 en precio con un rendimiento de 2.261 por ciento.

El viernes de la semana pasada, el rendimiento de los bonos del gobierno a 30 años alcanzó un mínimo histórico del 2.221%, según datos de Reuters.