Un mercado bursátil pequeño se explica por factores de oferta y demanda, dijo en entrevista Carlos González Tabares, director de Análisis en Grupo Financiero Monex.

“Hay varias razones que lo pueden justiciar, tiene que ver tanto del lado de la oferta como del lado de la demanda, sobre la primera hay muchas empresas que todavía son familiares, que sean empresas públicas implica ser mucho más institucionales, y eso de repente podría ser una limitante para las empresas”, comentó el experto.

El especialista relató que, para una economía del tamaño de la mexicana, la Bolsa debería tener alrededor de 500 empresas listadas; agregó que otra limitante es que las empresas tienden a financiarse con sus proveedores.

Según el último reporte de financiamiento a las empresas publicado por el Banco de México con datos de julio a septiembre del 2018, 75.1% de las compañías recurrió a sus proveedores para costearse. Incluso en empresas grandes, con más de 100 empleados, esta tasa es alta, pues fue de 40% durante el periodo de referencia.

Sobre la demanda, González Tabares explicó que a la falta de empresas listadas se suma la poca profundidad que hay en el mercado mexicano, es decir, la facilidad que hay para operar o vender.

“Hoy a pesar de que tenemos 150 empresas en bolsa, muchas de ellas son muy chiquitas, entonces son difíciles de operar, si quieres comprar, no vas a obtener lo que requieres y, si quieres vender, no puedes vender toda la posición, eso se dificulta”, expuso el analista .

También destacó que, en promedio, durante los días feriados de Estados Unidos, el volumen operado en la Bolsa mexicana cae hasta 80%, siendo éstos los principales inversionistas.

“El número de cuentas y clientes de inversionistas no ha evolucionado, ha sido muy estable. El mayor participante del mercado accionario son las afores y los inversionistas institucionales”, expresó el director de Análisis de Monex.

[email protected]