El precio del petróleo cayó el viernes por quinta sesión consecutiva, acumulando una baja de 10% en la semana, y aun así el banco Goldman Sachs expresó que se necesitan más pérdidas para forzar a los productores a reducir su oferta y equilibrar así un mercado sobreabastecido y con débiles perspectivas de demanda.

Los futuros de los contratos de referencia Brent y West Texas Intermediate (WTI) tuvieron altibajos durante la sesión, pero cerraron con ligeras pérdidas luego de que Wall Street cedió terreno. Ambos se derrumbaron a mínimos de 12 años en la semana después de que China permitió una devaluación del yuan, provocando una caída generalizada en las bolsas mundiales.

Desde que comenzó el declive de los precios hace 18 meses, los operadores se han preguntado cuánto y por cuánto tiempo caerá el barril, que parece encaminarse a romper el soporte de los 30 dólares.

Seguirá bajando

Goldman, que ha manifestado que el petróleo podría llegar incluso a 20 dólares por barril, sostuvo que el mercado necesita ver precios sustancialmente bajos en el trimestre para que así los productores bajen sus presupuestos para reflejar un barril de petróleo a 40 dólares para el 2016.

La nota de Goldman, que se basa en encuentros con productores, empresas e inversionistas concluye que los productores no están listos para recortar producción a estos precios.

En cambio, los productores hablaron mucho de su agilidad para gastar y (...) elevar cuando se necesite, expresó el banco de Wall Street.

Esto dañó la confianza porque los inversionistas se fueron preocupados porque las empresas no están siendo lo suficientemente reactivas, agregó.

El petróleo Brent cerró el viernes pasado con una baja de 20 centavos a 33.55 dólares por barril, tras tocar un mínimo de 32.78 dólares en la sesión y llegar el jueves a 32.16 dólares. En la semana, el Brent bajó 10 por ciento.

El contrato WTI perdió 11 centavos, a 33.16 dólares por barril, tras marcar un mínimo de sesión de 32.64 dólares y caer el jueves a 32.10 dólares.

La mezcla mexicana de exportación, por su parte, cayó 1.91% para cotizar en 23.65 dólares por barril, marcando otro nivel mínimo.

Durante el último año, el mundo ha producido 1.5 millones de barriles por día (bpd) más de los que consume. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y la Agencia Internacional de Energía (AIE) prevén que el crecimiento de la demanda global de crudo se desacelerará en el 2016 a entre 1.20 y 1.25 millones de barriles por día, desde la elevada cifra de 1.8 millones de barriles por día en el 2015.