El petróleo subió el viernes un día después de su peor jornada del año en un mercado volátil por las tensiones comerciales y un menguante crecimiento económico mundial.

En Londres el barril de Brent del mar del Norte para entrega en julio subió 93 centavos a 68.69 dólares.

En el mercado de Nueva York el barril de WTI también para julio ganó 72 centavos y cerró en 58.63 dólares.

Analistas dijeron que las operaciones fueron menores de lo habitual debido a que el lunes será feriado en ambos mercados y muchos operadores desistieron de hacer negocios.

El aumento de este viernes es "normal" luego de la caída de la víspera, dijo Matt Smith de ClipperData.

Ya en baja desde el lunes para el WTI y el martes para el Brent, los precios aceleraron el jueves su caída. En la semana el Brent bajó 4.9% y el WTI 6.8 por ciento.

Durante la semana los precios sufrieron por la escalada de la tensión comercial entre China y Estados Unidos que fortaleció el miedo a que el crecimiento economía tenga este año una caída mayor a la prevista. Asimismo, Estados Unidos elevó sus stocks lo cual incrementa la oferta mundial.