Los precios del crudo tocaban picos de varios años y se encaminaban a su tercera alza semanal por expectativas de una recuperación en la demanda de combustible en Estados Unidos, Europa y China, mientras el aumento de las tasas de vacunación conduce a un alivio de las restricciones por la pandemia.

A las 11:11 GMT, los futuros del crudo Brent subían 26 centavos, 0.36%, a 72.78 dólares el barril, un día después de tocar su máximo desde mayo de 2019.

Por su parte, los futuros del West Texas Intermediate en Estados Unidos (WTI) mejoraban 27 centavos, 0.38%, a 70.56 dólares el barril, tras cerrar en la víspera en su cota más elevada desde octubre de 2018.

El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs espera que los precios del Brent alcancen los 80 dólares por barril este verano boreal, mientras las campañas de vacunación impulsan la actividad económica global.

La Agencia Internacional de Energía dijo en su reporte mensual que los productores de la OPEP+ tendrán que impulsar su bombeo para cumplir con la demanda, que se recuperará a niveles pre-pandémicos para fines de 2022.

Analistas de ANZ Research dijeron en una nota que los datos que mostraron un retorno del tráfico rodado a los niveles anteriores al Covid-19 en América del Norte y la mayor parte de Europa son alentadores.