El peso mexicano ligó este jueves su tercer día de ganancias consecutivas, acumulando una apreciación de 1.2%, derivado principalmente del repunte del precio internacional del petróleo y la ampliación de la subasta de dólares hasta el 31 de marzo.

En las operaciones de este jueves, el tipo de cambio peso-dólar finalizó en 18.3525 pesos por billete verde en negociaciones al mayoreo, que frente al cierre de las transacciones previas (18.420 pesos), resultó en una apreciación de 0.37 por ciento.

Cabe destacar que durante la jornada alcanzó una precio mínimo de 18.2250 pesos por dólar.

Por otro lado, las cotizaciones al menudeo (ventanillas bancos) concluyeron en niveles de 18.63 pesos por billete verde, es decir 10 centavos por debajo de las negociaciones de la sesión del miércoles.

La Comisión de Cambios optó por extender el programa de subastas de dólares hasta el 31 de marzo de este año, sin modificar el mecanismo que contempla la oferta de 200 millones de dólares si la depreciación es mayor a 1% con respecto al fix anterior y 200 millones dólares adicionales si rebasa 1.5 por ciento.

La recuperación de peso estuvo explicado por un nuevo aumento de los precios del petróleo West Texas Intermediate (WTI), que mostró un avance de 2.85%, para ubicarse en 33.22 dólares por barril, mientras la mezcla registró un repunte de 7.1%, para situarse en 25.04 dólares por barril.

Se recuperan emergentes

Las divisas de otros países ligados a la producción de petróleo también se recuperaron con respecto al dólar.

Tal fue el caso del rublo ruso, que se apreció 2.85%, así como del peso colombiano, con una ganancia de 1.44%, y el peso argentino con una avance de 0.5 por ciento.

La analista de mercados de Casa de Bolsa Intercam, Georgina Muñiz, comentó que la apreciación del peso mexicano será coyuntural, es decir, en los siguientes días continuarán los movimientos volátiles, observándose un rango de negociación de entre 18.0 y 18.60 pesos por dólar.

La experta mencionó que, en el corto plazo, el tipo de cambio peso-dólar reaccionará nuevamente a las noticias económicas que se generen en Estados Unidos, pues éstas dependerán de que la Fed mueva su tasa de interés de referencia ahora para el anuncio de su política monetaria en marzo.

En ese sentido, dijo que este viernes se anunciará el dato del PIB preliminar al cuarto trimestre del 2015, donde el pronóstico es que sea cero, si eso se confirma y comenzamos a ver que la debilidad todavía persiste entre los indicadores claves, es probable que lleven el aumento hasta junio y no en marzo.

[email protected]