El peso mexicano cerró este viernes una semana de ganancias contra el dólar. El tipo de cambio concluyó las operaciones en 20.8780 unidades por billete verde frente a 21.1030 unidades el viernes pasado, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la paridad significa para la moneda mexicana un avance acumulado de 22.50 centavos, equivalentes a una variación de 1.07 por ciento. El dólar se debilitó en la última sesión de la semana y le permitió romper un relevante soporte.

 

Ayer el dólar concluyó la jornada en 20.9910 unidades. El par se enfrentaba a la zona de 21.0000 pesos, que se comportó con fortaleza a lo largo de la semana. Expectativas de aprobación para estímulos fiscales en Estados Unidos le beneficiaron.

La presidenta de la Cámara de Representantes y líder demócrata, Nancy Pelosi, se dijo abierta a la posibilidad de aprobar otra ronda de estímulos antes de las elecciones, el próximo 3 de noviembre, pero el acuerdo depende de la Casa Blanca.

En tanto, el actual presidente, Donald Trump, se mostró en el debate presidencial ayer, moderado en comparación de su actuar en la edición anterior. Los operadores esperan atentos los resultados del proceso, mientras el dólar pierde terreno.

El Índice Dóalr (DXY), que compara la fortaleza de la divisa estadounidense contra seis divisas de referencia, se movía al cierre del Banxico, -0.20% al nivel de 92.77 unidades y acumuló durante la semana un retroceso cercano a 0.90 por ciento.

"El dólar/peso confirma una ruptura por debajo del nivel de 21 unidades y se acerca al mínimo de 20.83 unidades [de septiembre], que podría actuar como soporte. En 20.50 y 20.00 pesos [máximo de 2019] están los siguientes", dice ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx