Una opción confiere el derecho, pero no la obligación, tanto de comprar como de vender un bien a un precio especificado (strike) en una fecha prevista. Por este, se paga una prima por adelantado a quien lo tiene. La decisión de hacer esto depende de las condiciones del mercado en el momento del vencimiento.

A modo ilustrativo, si se dispone de un contrato en el que se establece una compra del par de divisas euro-dólar estadounidense (EURUSD) el 1 de junio al precio de 1.20, puede adquirir una opción de compra de este cruce.

Si su valor supera ese nivel, la operación le reportará beneficios, porque puede optar por venderlo por más que 1.20. Por otro lado, si baja de allí, no optará por hacerse de él al precio del contrato, puesto que podría comprarlo a lo que cotiza. Puesto que le da el derecho pero no la obligación, no tiene que realizar la operación si no le conviene.

Un escenario de negociación

Usted espera que la libra esterlina se refuerce significativamente frente al yen y que suba claramente por encima del nivel actual en los próximos días. El precio actual de mercado es, supongamos, de 203.51.

Para capitalizar en este cambio esperado, decide hacerse de una opción de compra de GBPJPY, y establece un precio strike en 203.61 a un mes desde la fecha actual, es decir, con fecha de vencimiento el 23 de enero. Esto significa que ese día tendrá derecho a adquirir 1,000,000 GBPJPY al precio de 203.61.

Esta opción supondrá una prima de 154 pips o 1,540,000 yenes. Como ya había previsto, la opción vence dentro del dinero o in the Money (por encima del precio strike de 203.61), por una significativa alza de la tasa spot en el par hasta los 206.75.

Para obtener beneficios, ejerce su derecho de compra al precio strike de 203,61 y puede optar por vender el cruce al valor de mercado para cerrar la posición y obtener los beneficios.

Así, la operación se simplificará en la siguiente operación: Precio spot de cierre – Precio strike - prima = Beneficio. O sea, 206.75 – 203.61 – 1.54 = JPY 1.60 de beneficio.

Si la tasa spot cotizara por debajo del precio strike (203.61), la opción habría estado fuera del dinero o out of the Money. Puesto que ejercitarla no le beneficiaría, optará por dejar que venza y comprará GBP/JPY al precio spot. En tal caso, habría perdido la prima, pero su riesgo se limitaría a ella y nada más.

Al adquirir una opción de compra, puede obtener unos beneficios ilimitados, pero la pérdida máxima es la prima que pagó. Puesto que en un primer momento la abonó a 154 pips, su punto de compensación de pérdidas y ganancias no será solamente el precio strike de 203.61, sino este más la prima pagada, es decir, 205.15.

Beneficios-pérdidas

Al comprar una opción, las posibilidades de obtener beneficios son infinitas, mientras que el tener que afrontar pérdidas está limitado al importe pagado por la prima. Deshacerse de ella, le confiere una opción del tipo premium up front, pero la prima también constituye el beneficio máximo que puede conseguir. De esta forma, si la vende, el escenario de beneficios/pérdidas es el contrario que cuando la compra.

[email protected]