Las acciones de Nio, la compañía automovilística que aspira a ser el principal rival de Tesla, subieron 75.96% en la Bolsa de Nueva York a 11.60 dólares en su segundo día de cotización.

En su debut en bolsa el miércoles, los papeles de la fabricante china de autos eléctricos cerraron en 6.6 dólares y en 11.60 dólares, lo que sitúa su capitalización bursátil cerca de 11,000 millones de dólares.

El único modelo a la venta de esta empresa, fundada hace cuatro años, es el SUV eléctrico ES8, el cual se puede comprar por 65,000 dólares, aunque la firma asiática planea presentar un segundo vehículo con un precio más ajustado a finales de año.

Según dijo a medios especializados un representante de la compañía analista Automobility, Nio intenta atraer a jóvenes conductores con características como una conexión a internet e inteligencia artificial.

Además de Tesla, Nio se enfrenta a competidoras como BYD, que cuenta con el apoyo del magnate estadounidense Warren Buffett, y Byton, mientras que Volkswagen y Ford también están aumentando sus esfuerzos en el desarrollo de autos eléctricos para el mercado chino.

Aunque Nio todavía no fabrica sus propios vehículos, la empresa promete un sistema de carga que permite a los propietarios cambiar la batería del vehículo en menos de tres minutos; también tiene como objetivo expandir sus ventas a otras partes del mundo.

[email protected]