Los índices de Wall Street cerraron dispares el lunes, porque los inversionistas comenzaron la última semana de septiembre y del trimestre con un giro hacia los valores cíclicos, ya que las acciones tecnológicas se vieron perjudicadas por un alza de los rendimientos de los bonos que pesó sobre el NASDAQ.

El índice S&P 500 se unió al NASDAQ en las pérdidas, pero el Promedio Industrial Dow Jones cerró con ganancia.

Las pequeñas empresas sensibles al ciclo económico y los transportes tuvieron un desempeño mejor que el del conjunto del mercado.

"El comercio de reapertura económica está vivo y bien", dijo Chuck Carlson, director ejecutivo de Horizon Investment Services.

"Los valores sensibles a la economía están al alza, y la tecnología está siendo muy golpeada", explicó.

Los rendimientos de los bonos de referencia del Tesoro estadounidense subieron, en beneficio de los valores financieros, sensibles a las tasas de interés. La subida de los precios del crudo impulsó a los valores energéticos al alza.

“La subida de los retornos suele reflejar que los inversionistas tienen un poco más de confianza en que la economía no está estancada", añadió Carlson.

"La Reserva Federal también está indicando que va a empezar a reducir el gasto más pronto que tarde, y eso probablemente esté ayudando a la trayectoria alcista de los rendimientos", dijo.

El aumento de los retornos perjudicó a algunos líderes del mercado que se beneficiaron de las bajas tasas. Microsoft, Apple, Amazon.com y Alphabet perdieron terreno.

El Promedio Industrial Dow Jones subió 0.21%, a 34,869.37 unidades, mientras que el S&P 500 perdió 0.28%, a 4,443.11 puntos. El NASDAQ Composite bajó 0.52%, 14,969.97 enteros.

En México, el S&P/BMV IPC de la Bolsa Mexicana de Valores subió 0.96% a 51,598.53 unidades, mientras que el FTSE-BIVA, de la Bolsa Institucional de Valores ganó 0.98% a 1,063.82 puntos.

Los inversionistas evalúan "la posibilidad de una nueva semana volátil", mencionaron analistas del banco estadounidense Wells Fargo, luego de una semana muy movida por la situación del gigante inmobiliario chino Evergrande Holding.

Estos días estarán cargados de indicadores sobre la evolución del crecimiento y la inflación.