La expectativa de que las tasas de interés permanecerán en mínimos históricos, al menos por dos años más en Estados Unidos, ha provocado una revalorización de las materias primas en general, especialmente para el oro.

La decisión de la Fed alentó a los commodities de forma generalizada, aunque el impacto fue más aparente para los metales preciosos , escribieron analistas de KBC Bank en Bruselas. El índice de materias primas que elabora Reuters y Jefferies, el RJ/CRB Commodity, subió 0.33 por ciento.

Los futuros del oro ganaron 1.6% o 26.60 dólares para situarse en 1,726.70 dólares por onza, su mejor nivel desde el pasado 7 de diciembre.

Mucha gente había tirado la toalla respecto del oro y este movimiento se ve como una malvada venganza , dijo Matt Zeman, operador y estratega de Kingsview Financial a Reuters.

Lo anterior se dio en tanto el dólar caía a mínimos de siete semanas frente a sus principales contrapartes, al descender alrededor de 5%, aunque hacia el cierre acotaba su caída y perdía apenas 0.1 por ciento.

Sin embargo, el alza del oro también tendría que ver con otros factores, como los temores de un repunte inflacionario. Los inversionistas están más preocupados por la inflación, pese a los intentos de la Reserva Federal de calmar dichos temores , escribió Devorah Levine, columnista de The Wall Street Journal.

Según cita, el índice que mide el diferencial entre los bonos del Tesoro y los bonos indizados a la inflación, que mide las expectativas inflacionarias, subió el jueves a 2.08%, máximos desde octubre.

Junto con el oro, la plata ganó 1.9% a 33.74 dólares por onza y el cobre lo hizo en la misma magnitud a 3.90 dólares por libra.

En tanto, en el mercado de energéticos el crudo recibió un impulso adicional por los buenos indicadores económicos en Estados Unidos.

Los futuros del crudo de referencia estadounidense, el West Texas Intermediate cerraron en 99.70 dólares por barril. Mientras tanto, el Brent operaba en 111.10 dólares al cierre de la jornada estadounidense, con un avance de 1.17 por ciento.

La gran pregunta es qué tanto están preocupados los merados acerca de los datos, luego de la decisión de la Fed , dijo Alan Ruskin, jefe global de Estrategia Cambiaria del G-10 para el Deutsche Bank a The Wall Street Journal.

La información económica en Estados Unidos ha sido positiva, con las solicitudes por subsidio de desempleo por debajo de las 400,000 unidades, lo que significa una creación de empleo y un crecimiento mayor al esperado en las órdenes de bienes duraderos.

Dólar rompe los 13.00 pesos

El rally del peso parece no terminar y desde el miércoles por la tarde, cuando en operaciones electrónicas rompiera brevemente las 13.00 unidades, se anticipaba un descenso mayor hacia el jueves.

Asi, la moneda nacional alcanzó ayer máximos intradía de 12.8333 unidades por dólar, muy cerca del piso de 12.80 que analistas esperan respete en el corto plazo.

Al cierre oficial, el peso se apreció 0.74% al cerrar en 12.9825 unidades por dólar, su mejor nivel desde el 15 de septiembre.

Por su parte, el euro también mantuvo su ascenso. Tras rozar 1.3176 dólares en el intradía, al cierre de los mercados en Nueva York, la divisa comunitaria apenas subió 0.02% a 1.3111 dólares.

El avance del peso se profundizó de igual modo desde ayer, cuando la Fed advirtiera sobre las bajas tasas por los próximos dos años, lo que dio un impulso adicional al peso ante la pérdida esperada del valor del dólar por la posibilidad de un tercer alivio cuantitativo, lo cual implica una mayor oferta monetaria y una disminución de su valor , mencionó Mario Copca, analista de MetAnálisis en una nota.