El viernes pasado, la lira turca alcanzó una cotización máxima histórica de cierre frente al dólar tras registrar un precio de 6.4265 liras por billete verde, con respecto a las últimas transacciones de la jornada previa (5.5413 liras), implicó una depreciación de 15.97% en un solo día.

Sin embargo, durante la semana, la lira tuca acumuló una contracción de 26.5% y en lo que va de este año presenta una devaluación de 69.61%, esto es una pérdida de valor de 2.637 liras, al pasar de 3.7890 a 6.4265 liras por dólar.

Dicha caída arrastró a las divisas del mundo, entre ellas, el peso. De hecho, en las operaciones del viernes, la moneda mexicana perdió 1.74% a 18.9625 pesos por dólar, lo cual implicó una pérdida de valor de 32.42 centavos, aunque durante la semana presentó una depreciación de 2.17 por ciento.

En operaciones electrónicas, a las 6 de la tarde del domingo, el tipo de cambio cotizó en un precio de 19.0565 pesos por dólar, con respecto al cierre previo (18.9625 pesos), representó una depreciación de 0.50 por ciento.

Dentro de las monedas emergentes con mayores pérdidas semanales están el peso argentino con una caída de 6.35%, seguido por el rublo ruso con un retroceso de 6.35%, el rand sudafricano con una contracción de 5.35% y el real brasileño con un ajuste a la baja de 4.11 por ciento.

La directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, comentó que la depreciación de la lira turca se explicó después de que una delegación turca regresó de Estados Unidos sin ningún avance sobre la detención de un pastor estadounidense; además, de una crisis de confianza en Turquía, pues el gobierno de ese país ha inferido en la autonomía del Banco Central.

Tensiones

La experta agregó que Turquía mantiene fuertes tensiones frente Estados Unidos, pues le sigue comprando petróleo a Irán, sin hacer caso a las sanciones impuestas desde Washington.

La lira acentúo más su caída después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que duplicará los aranceles a las importaciones de aluminio y acero provenientes de Turquía, productos que serían gravados con tasas de 20 y 50%, respectivamente.

La aversión al riesgo también afectó al mercado de capitales de Europa, debido a la injerencia que tiene la banca europea en la turca, como el español BBVA, pues 16% de sus ingresos brutos proviene de Turquía, particularmente de la filial turca Garanti, de la cual posee 49.9% de los activos. En una situación similar se encuentran el banco francés BNP Paribas y el banco italiano UniCredit.El euro cayó el viernes a su menor valor ante el dólar en 13 meses lastrado por el colapso de la moneda de Turquía que fortaleció al billete verde como valor de refugio.

El euro se vio afectado después de que el diario Financial Times publicó que el Banco Central Europeo tenía preocupaciones sobre bancos en España, Italia, Francia y su exposición a los problemas en Turquía.

El euro se depreció debajo del nivel técnico de 1.15 dólares a 1.1393 dólares, una baja de 1.15% en el día y el nivel más bajo desde julio del 2017. Frente al yen, el euro perdió 1.56% a 126.03 yenes, un mínimo de dos meses. (Con información de agencias)