Diremos que declaramos oficialmente abierta la época de siembra en Norteamérica; el famoso midwest se va a multiplicar en el esfuerzo de sembrar un ciclo agrícola que, si todo sale bien, puede resultar en que todo salga mal.

Permíteme ser más claro: en estas instancias llegamos con una súper cosecha sudamericana, Argentina levantará 40 millones de toneladas de maíz, y probablemente 56 millones de soya, mientras que Brasil levantará 110 millones de toneladas de soya y muy posiblemente hasta 100 millones de maíz.

Escuchaste bien, ése es el morbo; Brasil está terminando de sembrar el maíz tardío, ese que viene tras la recolección de soya y según se ve todo, van por un súper ciclo que implantara récord si las cosas no se descomponen de último momento.

Hace un año estábamos en este mismo camino, entrando a siembras en el hemisferio norte mientras en el sur recolectaban y súbitamente una lluvia sin fin se apareció en Argentina, mermando producción y desquiciando la transportación y logística. Luego en Brasil se manifestó una intensa sequía que rompió con la famosa zafrinha, o cosecha tardía, y gracias a ello los precios remontaron y de una manera u otra el campo en el mundo la libro porque, de lo contrario, se hubiese encimado sobre lo que ya estaba amontonado.

Este año vamos en la misma crónica con el efecto de que aún queda más de 35% del maíz viejo norteamericano por vender. Argentina, como mencioné, va por un récord productivo de maíz, Brasil no se va a quedar atrás y si no hay catástrofe climática, y si se logra todo lo que se dice, vamos a tener un mercado altamente abastecido.

Vamos a mostrarte un dato actual si te parece, tenme paciencia por favor. Digamos que en los mercados de futuros hay cotizaciones diferidas con periodos definidos de expiración; como ejemplo te presento a la soya, que cotiza en Chicago los meses de enero, marzo, mayo, julio, agosto, septiembre y noviembre.

Ahora piensa que, si la cosecha sale una vez al año cerca de noviembre, el precio progresivamente tiende a mostrar incrementos en el tiempo.

Digamos que simplemente hay que acarrearla y pagar gastos de almacenamiento y financieros, con lo que las cotizaciones de precio hacen una curva ascendente, hoy más barato que mañana y a eso le llamamos carry. Sin embargo, cuando el mercado encuentra una cosecha mediocre y una presión fuerte de la demanda, la curva de precios a diferido se invierte y resulta que hoy es más caro que mañana, y la finalidad es desincentivar la compra hoy para no quedarse sin inventarios hasta que llegue una nueva cosecha.

En mercados altamente demandados pagar inversos es muy costoso, simplemente piensa que el hecho de esperar un poco en comprar te brinda mejores precios de compra y de esa manera se mantuvieron los precios de la soya, hasta que los ciclos cambiaron y las producciones inundaron al planeta, que es justo lo que está pasando ahora; la curva diferida en la soya tiende a mostrar un acarreo, hay tanto producto que hoy es más barato que mañana con la intención de invitarte a comprar ya y movilizar mercancía.

El hecho es que cuando la curva de precios en los futuros se acarrea fuerte, se piensa que hay un mercado bajista, y así estamos ahora. El tema es que para confirmar lo anterior tenemos que ver precios de físicos (primas, bases) como se le conoce también fortalecerse para tratar de compensar el efecto de bajas en los precios; sin embargo, si la curva de futuros es bajista, y las primas o bases se debilitan, tenemos inequívocamente la confirmación de un mercado bajista y es donde estamos en este momento.

Si a lo anterior agregas que los americanos se preparan para sembrar un ciclo nuevo y todo sale bien, la producción se va a multiplicar de nuevo y aun cuando la demanda crece, no habrá prisa para comprar.

México tiene un campo muy desprotegido, altamente subsidiado pero absolutamente vulnerable y en tiempos malos, cuando los dineros del erario se deben canalizar en cursos electorales o, digamos, estratégicos para no entrar en polémica, quedan cosas en el aire y el ingreso agrícola se derrite.

No estoy presentando una crónica de una muerte anunciada pero si de lo anterior mencionado tengo un poco de verdad y tú, un campo que sembrar. Lamento decirte que estás en problemas si no administras tus riesgos, es así de fácil.

Rematemos el comentario invitándote a que pienses en administración de riesgos, muy seguramente estoy equivocado en mi visión bajista, pero ¿y si no? Qué miedo ¿no? Aun como comprador, nada más malo que comprar y quedarte caro, así que para todos hay cera.

Ánimo.

*[email protected]