El índice referencial de la bolsa suiza SMI terminó con una caída de 5.96% el viernes, lo que significa que perdió 14% en las últimas dos sesiones. El viernes llegó a tocar su nivel más bajo desde diciembre del 2013.

Las acciones europeas extendieron su subida el viernes, un día después de que el banco central suizo anunció que retiraba el límite de apreciación del franco suizo en relación al euro, porque los inversionistas consideran que esa decisión anticipa el lanzamiento del programa de estímulo del Banco Central Europeo.

La cuota neoyorquina fue particularmente ayudada, según él, desde la mitad de la sesión por el retorno con fuerza del petróleo. Un informe alentador de la Agencia Internacional de Energía (AIE), que prevé un aumento de los precios del crudo desde mediados del 2015, ha ayudado a que el crudo se aprecie en más de dos dólares en ambos lados del Atlántico.

Las acciones suizas extendieron la ola de ventas que sufrieron el jueves, a la par de la apreciación brusca del franco, pero otras bolsas europeas subieron por las crecientes expectativas de que el Banco Central Europeo lanzará pronto un alivio cuantitativo.

El referencial DAX alemán ganó 1.4% y estableció un récord, mientras que el francés CAC 40 subió 1.3% y el italiano MIB avanzó 2.2 por ciento.

El fabricante de relojes Swatch y Richemont , dueña de Cartier, son consideradas dos de las compañías suizas más vulnerables a un franco fuerte, porque sus productos se fabrican mayormente en Suiza, pero se venden en el extranjero. Perdieron el viernes 7.1 y 6.7%, respectivamente, y alrededor de 20% en dos días.

El impacto por el fortalecimiento del franco suizo se dejó sentir en empresas que negocian monedas de todo el mundo, castigando a muchos pequeños inversionistas y corredurías que trabajan con ellos, lo que forzó a los reguladores a mirar más de cerca.

Algunos bancos importantes salieron perdiendo cuando el Banco Nacional Suizo levantó sin advertencia el límite en la negociación del franco frente al euro, incluyendo al británico Barclays que perdió decenas de millones de dólares , según una fuente del sector.

Wall Street se recupera

La Bolsa de Nueva York terminó el viernes en alza, en una jornada agitada, impulsada por un aumento de los precios del petróleo y de la confianza de los consumidores en EU en enero.

Al cierre del viernes, el Promedio Industrial Dow Jones ganó 1.10%, a 17,507.91 unidades, y el NASDAQ se apreció 1.39%, a 4,634.38 unidades.

El índice ampliado S&P 500 subió 1.34%, a 2,019.42 unidades.

Siempre hay mucho nerviosismo , pero después de cinco sesiones consecutivas de declive, la caída del mercado puede haber ido demasiado lejos , dijo Michael James, de Wedbush Securities.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) logró tener un cierre de semana positivo, al subir este viernes 0.98%, con lo que sumó dos sesiones al alza, después de registrar cuatro jornadas consecutivas de pérdidas.

El mejor ánimo de los inversionistas llevó al IPC a situarse en 41,402.01 unidades, tras la publicación de datos económicos internacionales. (Con información de agencias)

valores@eleconomista.mx