El grupo estadounidense de alimentación Kraft Heinz reportó una ganancia neta atribuida de 944 millones de dólares en el tercer trimestre del 2017, lo que supone un incremento de 12% respecto al mismo periodo del año anterior, según informó en un comunicado.

La facturación neta de Kraft Heinz entre julio y septiembre sumó un total de 6,314 millones de dólares, esto es 0.8% más que en el tercer trimestre de un año antes.

En concreto, las ventas en Estados Unidos bajaron 0.3%, mientras que subieron 1.6% las ventas en el mercado de Canadá.

Asimismo, los ingresos en Europa se incrementaron 7.3% y en el resto del mundo lo hicieron 1.6 por ciento.

En el conjunto de los nueve primeros meses del año, Kraft Heinz obtuvo un beneficio neto atribuido de 2,996 millones de dólares, 11.5% más, mientras que los ingresos netos se situaron en 19,355 millones de dólares, esto es, 1.4% menos.

“No hay duda de que el entorno del mercado minorista, especialmente en Estados Unidos, seguirá siendo desafiante y muy dinámico; no obstante, las inversiones que estamos haciendo en nuestras marcas, la cartera de innovación y nuestras capacidades, nos hacen estar bien posicionados para seguir logrando un crecimiento sostenible y rentable a largo plazo”, sostuvo el consejero delegado de Kraft Heinz, Bernardo Hees.

Asimismo, Hees señaló que espera volver a observar en el cuarto trimestre el mismo impulso de las ganancias registrado en el tercer trimestre.