El banco estadounidense JPMorgan Chase registró ganancias netas en el tercer trimestre de 9,400 millones de dólares, un 4% más que el mismo periodo del año anterior, mientras que los ingresos se mantuvieron prácticamente sin cambios en 29,100 millones.

Los ingresos generados por las actividades crediticias a particulares y empresas disminuyeron un 9 por ciento.

JPMorgan Chase, que había reservado más de 10,000 millones de dólares en el trimestre anterior para cubrir eventuales incumplimientos de pago de clientes, solo reservó 611 millones en los últimos tres meses.

Esto sugiere que el banco no prevé un aumento notable en la morosidad de sus clientes a pesar de la crisis económica provocada por la pandemia de Covid-19.