La fortaleza de la moneda mexicana frente al dólar se debe a varios factores, entre los que destacan un exceso de oferta de pesos, altas tasas de interés, baja inflación, presupuesto balanceado, disciplina fiscal, la firma del T-MEC y un posible acuerdo entre Estados Unidos y China, destacó Carlos Kretschmer, director general de Quanta Shares.

“Lo que vemos es que inversionistas internacionales de portafolio y directos tienen fijadas sus expectativas en un presupuesto balanceado, un mandatario estricto en el presupuesto, no hay un mayor gasto público, finanzas públicas balanceadas y llegan con dólares a invertir en pesos”, agregó el director de la empresa que creó un exchange traded fund (ETF) del peso-dólar y dólar-peso.

Se tienen tasas de interés de 7% y una inflación de 3 por ciento. Eso no se ve en muchas economías, declaró.

Agregó durante la entrevista que lo anterior es diferente a los inversionistas mexicanos y tesorerías, entre otros, que apostaron en contra del peso y adquirieron la moneda de Estados Unidos en niveles de 19.60 pesos por dólar.

“Ahora, los inversionistas mexicanos están un peso atrasados y están vendiendo muchos dólares al mercado para no perder, y eso fortalece al peso”, agregó.

Buscan mejores rendimientos

Además, dijo el experto que el factor matemático apareció en el escenario. “Tenemos  un mundo en el que las tasas de interés son muy bajas y en algunos casos nulas. Europa tiene 30 billones de dólares estadounidenses que no encuentran en dónde invertirlos”.

Otras zonas, entre ellas Japón, buscan lugares que les otorguen mejores rendimientos, e ir a Argentina, que paga un mayor premio, pero tiene un mayor riesgo, no es una buena idea, agregó.

“México es una isla de tranquilidad, tiene finanzas públicas sanas, se firmó el T-MEC, inflación a la baja, un buen presupuesto”, a los inversionistas les gusta la tasa de interés y el panorama que observan.

En el país, comentó el experto, empresas, especuladores, tesorerías e individuos compraron dólares a 19.60, 19.50, 19.29, y ahora está en 18.66 pesos por dólar. Se ve una gran oferta de extranjeros y mexicanos ofertando la divisa de Estados Unidos.

Carlos Kretschmer destacó que ahora el peso no se deprecia y no sólo no ganan las personas, sino que pierden alrededor de 14 centavos de dólar, el peso se fortalece y ellos pierden.

El experto comentó que la llegada de dólares al país no es una cuestión de que “estemos guapos. ‘En el país de los ciegos, el tuerto es rey’. Tenemos pendientes en el crecimiento económico, infraestructura, energía. Los inversionistas locales no tienen total confianza”, mencionó.

Y ejemplificó que el ETF Dólar Trac, que tiene Quanta Shares, creció 30% al pasar de 2,400 millones de pesos a casi 3,300 millones de pesos. Los inversionistas no creían en la fortaleza del peso.

“Lo que pasó en Quanta Shares es el reflejo de la actitud de los inversionistas locales al tipo de cambio. Muchos se fueron a dólares y ahora la apreciación del peso es el reflejo de los inversionistas locales que venden sus dólares baratos”, agregó.

No se disparará

Al hablar de un posible nivel del tipo de cambio para el presente año, el experto destacó que no vislumbra “un gatillo disparador, movimientos adversos que lleven a la moneda mexicana a una gran depreciación”.

Sin embargo, expuso que nunca se pueden descartar eventos geopolíticos. Incluso se mostró incrédulo, ya que el conato de guerra entre Estados Unidos e Irán, la guerra comercial y la falta de la firma del T-MEC no lograron descarrilar al peso.

“No veo algo en el horizonte que lleve al peso a una depreciación contundente, pero el tema político se podría convertir en un cisne negro”, concluyó el directivo.

[email protected]