Luego de observarse en semanas anteriores alzas en el precio de las materias primas, sobre todo, en los energéticos, el escenario ahora se ha complicado y con presiones a la baja.

Lo anterior, según analistas consultados, se debe principalmente a la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

De hecho, en las últimas dos semanas, el precio internacional del petróleo ha caído en promedio 6.13 por ciento.

En ese periodo, el precio del barril de la mezcla mexicana de exportación ha perdido 7%, al pasar de 65.89 a 61.28 dólares.

Por su parte, el crudo referencial de Estados Unidos, West Texas Intermediate (WTI), ha perdido 6.66% para alcanzar 65.46 dólares por barril, cuando el 30 de julio mostraba un precio de 70.13 dólares.

El indicador de Europa, Brent del mar del Norte, muestra un ajuste a la baja de 4.72% para ubicarse en 71.43 dólares por barril, mientras que a finales de julio las operaciones se encontraban cerca de 75 dólares por barril.

Hay preocupación

El mercado de commodities se encuentra nervioso y preocupado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pues la semana pasada en respuesta a las imposiciones arancelarias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump a las importaciones de China, el país asiático respondió de la misma manera.

El gobierno chino anunció que planea imponer aranceles de 25% a 16,000 millones de dólares a bienes de Estados Unidos, incluyendo el WTI, los cuales entrarán en vigor a partir del 23 de agosto.

La analista del sector energético de Banco Base, Ana Azuara, comentó que la imposición arancelaria de China al crudo estadounidense no es una sorpresa, ya que el gobierno chino ya había amenazado con aplicar medidas de represalia por los impuestos de Estados Unidos a sus productos.

La experta del banco regiomontano agregó que la escalada en las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China aumenta el nerviosismo sobre la expectativa de que en el mediano plazo pueda generar un debilitamiento de la economía global, lo cual podría reducir la demanda de petróleo.

Coyuntural

Sin embargo, expresó que la caída del precio internacional del petróleo es de carácter coyuntural, debido a que aún existe el pronóstico de que las economías de Estados Unidos y Europa seguirán creciendo en los siguientes trimestres.

“El escenario actual en donde existen diferentes distorsiones comerciales, como sanciones y aranceles hace pensar que habrá un reajuste en el flujo de crudo a nivel global”, sostuvo Ana Azuara.

Por su parte, el analista del mercado de petróleo de Banorte-Ixe, Santiago Leal, expuso que la actual contracción del precio del petróleo es originada por tres factores, destacándose como principal la política de aranceles que ha implementado China hacia las importaciones de crudo estadounidense. También por el fortalecimiento del dólar estadounidense en el mercado de divisas internacional y la actual crisis tanto política como económica que se observa en Turquía, que ha puesto nerviosos a los mercados por el posible contagio que podría haber en las principales plazas financieras de Europa.

El experto pronosticó que si bien en el corto plazo podría haber algunos ajustes a la baja del precio del petróleo, hacia el cierre del año prevé un repunte, con la expectativa de que el Brent del mar del Norte cotice hacia finales de año a 80 dólares por barril.

[email protected]