General Motors (GM) prometió el miércoles grandes utilidades para este año, mientras que su competidor Ford decepcionó con previsiones menos optimistas, a pesar de un aumento de dividendos.

GM, el mayor fabricante estadounidense de autos, informó también que mejoró su situación en Europa, en donde no ganaba dinero desde 1999.

Su presidenta Mary Barra añadió que la compañía espera mejorar sus márgenes operacionales (utilidades netas) de 9 a 10% hacia el fin del actual decenio. En los primeros nueve meses del año pasado era de 7.1 por ciento.

Las esperanzas de GM se asientan en modelos nuevos, como el auto eléctrico Chevrolet Bolt, economías de 2,000 millones de dólares en el 2015 e inversiones en nuevas formas de transporte; entre ellas una alianza estratégica con Lyft, rival de Uber.

La rentabilidad de la compañía mejoró en América del Norte, en donde vendió el año pasado 17.5 millones de vehículos, en su mayoría cuatro por cuatro urbanas, crossovers y pick-ups.

GM espera alcanzar un año antes de lo previsto su objetivo de margen operacional de 10% en América del Norte.

Pese al enlentecimiento de la economía de China, el mayor mercado de automóviles del mundo, GM confía en crecer allí y mejorar sus márgenes a pesar del volátil clima para los negocios.

El panorama es menos reluciente para Ford, que para el 2016 prevé resultados similares a los del año pasado.

Ford prevé un dividendo de 15 centavos en el primer trimestre, que será completado con un dividendo excepcional de 25 centavos.