Al cierre de octubre del 2018, los activos administrados por los  fondos de inversión en México alcanzaron una cifra de 2 billones 386,856 millones de pesos, esto es  0.64% menos con respecto a septiembre, y observan su segundo mes negativo consecutivo después del nivel récord de agosto.

De acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB), ese porcentaje representó una disminución de 15,479 millones de pesos en relación al cierre de septiembre pasado, lo que reflejó las variaciones en el mercado financiero.

De forma anual, el dinero administrado por los fondos de inversión mostró un crecimiento de 102,478 millones de pesos respecto a lo reportado en octubre del 2017, lo que significó un avance de 4.48 por ciento.

Inversiones concentradas en  fondos de deuda

Del total de recursos en los fondos de inversión al cierre de octubre pasado, 70.7% correspondieron a fondos que invierten en instrumentos de deuda, mientras que 29.3% fueron de renta variable.

Por tipo de inversión, los fondos de deuda lograron mantener cifras récord al cierre del noveno mes del año, al alcanzar 1 billón 687,558 millones de pesos, 0.25% más respecto a septiembre pasado, y un alza de 3.39% en comparación con octubre del 2017.

Los fondos que invierten en renta variable alcanzaron recursos cercanos a los 699,297 millones de pesos.

Dicha cifra implicó una disminución de 2.74% frente al resultado de septiembre de este mismo año.

Sin embargo, tuvo una ganancia de 7.72% en su comparación con octubre del año pasado.

Al término de octubre del 2018, en el mercado financiero mexicano había 636 fondos de inversión.

De dicha cifra, 283 eran fondos de  inversión de instrumentos de deuda y 353 se concentraron en inversiones en instrumentos de renta variable.

Por su parte, el número de clientes de los fondos de inversión en México ascendió a 2 millones 447,732.

Dicha cifra resulto ser superior a los 2 millones 348,912 clientes que se reportaron en septiembre, de acuerdo con cifras de la AMIB.