La agencia crediticia eleva en un escalón la nota que concede a la deuda senior preferente a largo plazo de la entidad bancaria hasta el nivel "A".

De este modo, el rating que concede Fitch a la deuda senior preferente de BBVA pasa de "A-" a "A".

En un comunicado, Fitch justifica la decisión al considerar que los colchones de deuda con capacidad de absorber pérdidas, como la deuda senior no preferente, de BBVA son suficientes para reducir materialmente el riesgo de impago de deuda senior preferente.

Por otro lado, Fitch ha mantenido la nota que concede al "Issuer Default Rating" a largo plazo en "A-", aunque con perspectiva negativa, porque considera, entre otros aspectos, que la incertidumbre en Turquía se verá compensada por mayores resultados en otros mercados clave.

En concreto, la firma de calificación espera una mejora de la rentabilidad en España apoyada, entre otros motivos, por menores cargos por provisiones crediticias y la contención de costes operativos.

Fitch añade en la nota que "las calificaciones reflejan la sólida franquicia minorista de BBVA en sus principales mercados en España, Estados Unidos, México, Turquía y varios países latinoamericanos; su capacidad de generación de resultados; la mejora de la calidad de sus activos, y un satisfactorio perfil de capital y liquidez".

Turquía

Respecto a la perspectiva negativa, la agencia subraya que "refleja la exposición al desafiante entorno operativo turco, cuyas condiciones se han deteriorado significativamente en 2018 debido a la depreciación de la libra y la volatilidad, al alto interés de la divisa local y una previsión débil de crecimiento".

Fitch espera que este entorno se mantenga "desafiante" en 2019 por la volatilidad de los mercados y la incertidumbre geopolítica en el país otomano.

México

La firma también ha apuntado al "elevado" riesgo soberano y de perspectiva económica más débil en México, país sobre el que Fitch emitió una nota más baja el pasado mes de junio, hasta colocarlo en "BBB" con perspectiva 'estable'.

"En nuestra opinión, todos estos elementos están poniendo en entredicho la capacidad de ejecución de BBVA en Turquía y México, que se consideran los principales mercados para el banco", ha explicado.