Fibra Educa, el primer fideicomiso inmobiliario especializado en el sector educativo, tendrá una administración manejada internamente, lo cual significará ahorros por más de 20% en gastos y comisiones por asesoría externa, indica un análisis de Punto Casa de Bolsa.

El analista Armando Rodríguez, explicó que el listado del fideicomiso de inversión en bienes raíces (fibra) marcaría una nueva generación dentro de este mercado por la estructura de su administración y gobierno corporativo.

“La propuesta de Educa será generar valor agregado a los inversionistas a través de una administración interna, alienada con los inversionistas minoritarios, la cual implementará un esquema de gastos delgado y transparente”, explicó el especialista.

Precisa que, actualmente, seis de los 12 fibras que conforman el mercado contratan a un asesor externo que recibe un pago por su asesoría, planeación, administración de activos, representación, desarrollo o adquisiciones de los inmuebles.

Dichas comisiones representan un porcentaje de los ingresos por rentas, por lo que al ser manejada  de manera interna no reportará comisiones de ningún tipo a los inversionistas. “Consideramos que este factor será clave bajo la coyuntura actual, en donde han existido diversos cuestionamientos de gobierno corporativo y administración externa ante posibles conflictos de interés en el proceso de crecimiento del portafolio y operación de este”, expuso Armando Rodríguez.

La próxima semana se lista

El fibra de Nacer Global, dueño de la Universidad ICEL y del diario El Economista, se listará el próximo 27 de julio en la Bolsa Mexicana de Valores.

El plan es recaudar 7,475 millones de pesos, considerando el ejercicio de opción de sobreasignación y colocar entre los inversionistas 347.7 millones de títulos en un rango de precio de entre 20 a 23 pesos.

Arrancará con una cartera de 52 inmuebles que engloban un área bruta rentable de 353,179 metros cuadrados. Éstos se ubican en 17 estados del paísy registran una tasa de ocupación de 100 por ciento.

Los inmuebles están arrendados por las universidades y centros educativos bajo marcas como ICEL, Victoria, Lamar, Univer, Corporativo UNE, Instituto Patria y Quick Learning. Los cinco restantes son oficinas ocupadas por empresas del grupo empresarial Nacer Global.

“La aportación de los activos con 100% de ocupación y la importante demanda de arrendamiento en el segmento educativo dotarían al instrumento de un aspecto defensivo relativo a los demás fibras que podrían mostrar sensibilidad a la ocupación de los portafolios a factores económicos, como la renegociación del TLCAN”, dijo Rodríguez.

El especialista opinó que, debido a que no hay competidor dentro del sector, tendrá un rendimiento mayor al promedio.

[email protected]