El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) colocó el viernes un Fibra E por 30,000 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para financiar la construcción del nuevo aeropuerto.

“Se logró la cantidad que se buscaba, lo que representa una muestra de confianza de los mercados en que el proyecto del aeropuerto seguirá incluso después del cambio de gobierno. El proyecto está bien hecho. Toda la información de la colocación es pública. Hay transparencia”, dijo en entrevista Pedro Jorge Villarreal, director general de Credit Suisse en México, uno de los estructuradores del Fibra E.

Participaron 400 inversionistas, entre ellos las afores, que invirtieron cerca de 40% del capital recaudado, reveló Ricardo Dueñas, director corporativo de Finanzas del GACM en entrevista radiofónica.

Aclaró que el Fibra E no representa deuda pública ni cuenta con la garantía del gobierno federal.

El consorcio está a cargo de la obra, valorada en 13,300 millones de dólares y buscará atender a 69 millones de pasajeros anualmente cuando arranque en el 2020.

La colocación es un trabajo conjunto del GACM, Banobras y la banca privada, encabezada por Credit Suisse y Citibanamex.

“En todo momento el gobierno federal mantiene el control y la propiedad de GACM como empresa paraestatal y con los recursos obtenidos asegura la continuidad del proyecto para la primera mitad del 2019”, sostuvo el Grupo.

El NAICM también ha sido financiado con la emisión de bonos verdes en el mercado internacional por 6,000 millones de bonos que están garantizados con las tarifas de pasajeros del actual y nuevo aeropuerto. Otro tramo por 1,250 millones de dólares proviene de fondos gubernamentales.

Fondos controlados por la familia de Carlos Slim están en proceso de adquirir una gran parte del Fibra E  para financiar el NAICM.

Grupo Financiero Inbursa, a través de vehículos que incluyen la Afore Inbursa, adquirirían 13,000 millones de pesos (702 millones de dólares) en certificados del Fibra E.

La parte que obtuvo Inbursa es la más grande de todos los inversionistas y representa más de una tercera parte de los 30,000 millones de pesos recaudados el viernes por el GACM.  (Con información de Reuters)


lmgonzalez@eleconomista.mx