La plataforma de servicio de reservaciones para alojamiento Airbnb mejoró su rango de precio de salida a Bolsa, con lo que espera levantar hasta 3,090 millones de dólares, a un precio por acción de entre 56 a 60 dólares, según un documento enviado a la Comisión del Mercado de Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

El precio fijado anteriormente era de entre 44 y 50 dólares por título, sin embargo, con estas nuevas valoraciones, la compañía ahora tendría una valor estimado de hasta 41,800 millones de dólares, al listarse a finales de esta semana.

“Aibnb era un negociazo y todo mundo se la hubiera peleado antes de la pandemia, su fundador dijo que el Covid-19 provocó que en una semana se destruyera el trabajo de muchos años”, comentó Amín Vera, subdirector de Análisis Económico de la firma mexicana de asesoría en inversiones Black Wallstreet Capital.

El estratega abundó que, de la mano de una potencial vacuna, la compañía puede volver a ser un negocio que genere flujos de efectivo más atractivos, sin embargo, en estas circunstancias no se ve muy atractiva.

“Airbnb opera en uno de los sectores más golpeados por la pandemia y no se va a recuperar hasta que no quede claro que ya vamos de salida. En segundo lugar, igual que todas las empresas disruptivas, basadas en aplicaciones, Airbnb no tiene un flujo de efectivo estable, de hecho muchos trimestres termina perdiendo dinero”, acotó Amín Vera.

El especialista consideró que esto resta mucho atractivo, y que para contrarrestar esto, los inversionistas deberán continuar bajo las expectativas de que la Reserva Federal de Estados Unidos continuará dando estímulos.

La compañía informó que en el último trimestre obtuvo 219 millones de dólares en utilidades netas sobre ingresos de 1,340  millones de dólares el último trimestre. Esto implica una baja de 19% menos que los 1,650 millones en ingresos del año anterior. No obstante, la compañía ha presentado diversos trimestres con pérdidas. “Airbnb puede ser atractivo para inversionistas con un perfil más especulativo, no de inversión; si quieres invertir, compra Apple”, expresó Amín Vera.

Detalló que uno de los principales problemas con la valuación de Airbnb, es que de acuerdo con sus estados financieros, su rango actual puede ser considerado alto, “no genera flujos de efectivo de manera estable, y muchos trimestres pierde dinero, bajo una aproximación dura, debería de salir a menos de 10 dólares”.

Agregó que la valuación actual implica que Airbnb no solo se va a recuperar, sino que seguirá creciendo a tasas de doble dígito en por lo menos cinco años, y aunque prevé que es factible, podría no concretarse.

La pandemia causada por el Covid-19 asestó un duro golpe a la firma fundada en 2008, pues mientras que en 2015 tenía cerca de 1.2 millones de invitados registrados, como se les llama a los clientes que reservan servicios de alojamiento, para 2019 esta cifra se elevó hasta casi 4.5 millones, según datos de Statista.

En 2015 la compañía reportó cerca de 25 millones de reservaciones, que para 2019 se elevaron hasta 187 millones de reservaciones, sin embargo, según datos de Statista, tiene caídas mensuales cercanas al 30% a tasa anual.

Comenzó como startup

Jóvenes y multimillonarios, los fundadores de Airbnb

Brian Chesky y Joe Gebbia son los fundadores de la plataforma de alquiler de propiedades Airbnb, lanzada en agosto de 2008, y que está por salir al mercado bursátil.

La plataforma digital ha superado los 10 millones de reservas y un total de 29,000 microcasas, entre otros lugares de hospedaje como castillos.

Brian Chesky y Joe Gebbia eran estudiantes, que tuvieron la idea de alquilar su propio departamento durante un fin de semana en que se realizaba una conferencia de diseño y los hoteles se llenaron, así podrían pagar el alquiler al final del mes.

Nathan Blecharzyk fue el tercero en sumarse al proyecto, apoyando a Brian y a Joe en la construcción del sitio web para publicar el anuncio.

Después, en 2009, la aceleradora de startups Y-Combinator les dio 20,000 dólares para impulsar el modelo de negocio, y luego la firma de capital de riesgo Sequoia Capital, de Merlo Park, inyectó 600,000 dólares.

Airbnb abrió 6 oficinas internacionales a principios de 2012 en ciudades como París, Milán, Barcelona, Copenhague, Moscú y São Paulo.

Los fundadores, con apenas 35 años de edad, han sido listados entre los 100 jóvenes más ricos del ranking de multimillonarios tecnológicos, en 2015 fueron los séptimos emprendedores más ricos de Estados Unidos.

Con una cuota de mercado del 50% en Estados Unidos, esta compañía se erige como el servicio de entrega más grande de América del Norte y ha facilitado más de 900 millones de pedidos hasta la fecha.

A octubre, cuenta con más de 110,000 millones de dólares en ingresos para más de 4 millones de anfitriones que rentan sus alojamientos. (Con información de agencias y Ariel Méndez)

claudia.tejeda@eleconomista.mx