Wall Street terminó dispar el viernes, satisfecho por cifras del empleo en Estados Unidos aunque preocupado por nuevas tensiones entre Estados Unidos y China.

El índice principal Dow Jones Industrial Average terminó así con ganancia de 0.17%, a 27,433.48 puntos, en alza por sexta jornada consecutiva.

El tecnológico Nasdaq perdió 0.87%, a 11,010.98 puntos. El índice ampliado S&P 500 de su lado ganó un marginal 0.06% a 3,351.28 puntos.

En la semana, el Dow Jones ganó 3.80%, el Nasdaq 2.47% y el S&P 500 2.45 por ciento.

La economía de Estados Unidos creó 1.8 millones de empleos en julio, una cifra muy inferior a las de mayo y junio, pero no tan mala como temían algunos economistas, según datos del gobierno publicados el viernes.

Con el incremento de los casos de Covid-19 en varios estados en las últimas semanas, las nuevas restricciones para contener el virus obligaron a algunas empresas a cerrar sus puertas de nuevo, y muchas bajaron la cortina definitivamente, lo que aumenta la preocupación de que el mercado laboral empeore.

Pero la tasa de desempleo para julio cayó, al 10.2%, un poco menos del 10.5% pronosticado por los analistas. En junio fue del 11.1 por ciento.

Según Shawn Cruz, de TD Ameritrade, este informe fue "bien recibido" por el mercado.

Las tensiones entre Estados Unidos y China pesaron sobre la bolsa. Estados Unidos escaló su enfrentamiento con China el viernes al sancionar a las principales autoridades de Hong Kong, luego de ordenar fuertes restricciones contra los gigantes de las redes sociales de propiedad china TikTok y WeChat.

Según Cruz, las decisiones de la Casa Blanca conllevan un riesgo de represalia de China contra empresas tecnológicas estadounidenses.

"Si eso se produce, sería un gran factor de volatilidad", indicó este experto, recordando el peso bursátil de los gigantes estadounidenses de internet.

Amazon (-1.78%), Microsoft (-1.79%), Apple (-2.27%) y Alphabet (-0.44%), la casa matriz de Google y Youtube, terminaron todos en rojo el viernes.

Los operadores también están decepcionados por la ausencia de acuerdo entre republicanos y demócratas en el Congreso sobre nuevas medidas de ayuda a empresas y hogares en Estados Unidos para contrarrestar el impacto de la pandemia.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunció que recomendará a Trump actuar por decreto.