Existen numerosas maneras para invertir, y todo depende del perfil y del capital que cuenta cada inversionista. Para eso, están los tips que pueden servir de gran utilidad para cualquier inversionista, sobre todo para aquellos que comienzan a dar sus primeros pasos en el mundo de las finanzas.

1. Asegurar la cartera. Esto no es lo mismo que asegurar una casa o solicitar un seguro de vida. Sobre este último punto, el seguro lo protegerá de la pérdida irrevocable. En cambio, cuando hablamos de una cartera nos referimos a que ésta deberá ser capaz de recomponerse después de un descenso cíclico.

La mejor manera y la más rápida para asegurarnos de que esto ocurra es diversificar la cartera. Un portafolio podrá recuperarse mejor si se cuenta con una variedad de activos capaces de contrabalancear las peores pérdidas.

2. Vender hasta cuando no hay nada para comprar. Sólo porque usted no tenga otra cosa que comprar o porque no sepa en dónde invertir su dinero, no significa que no debe vender una acción. Es importante tener en mente que las decisiones de comprar y vender son independientes entre sí. Si considera que ha llegado el momento de deshacerse de una acción, ¡hágalo! Después verá en dónde invertir su dinero.

3. Stop loss. Esta estrategia se trata en marcar un valor hasta que estemos dispuestos a ver caer nuestra acción. En el caso de que los papales sigan bajando, hay que comprometerse a salir de dicha inversión. Esta estrategia es fundamental para no dejar que una pequeña pérdida se convierta en una grande.

4. Informarse. Es fundamental que saber qué es lo que está haciendo. Es decir, así como se estudia para ser abogado o médico, hay que estudiar para ser inversionista. No es necesario hacer una maestría en finanzas, pero sí hay que estar al tanto de lo que pasa en el mundo financiero y lo que pasa con las empresas en las que invierte. Nutrirse de información permanente sobre el mercado le dará una base sólida para que su dinero esté en buenas manos.

[email protected]