Una cosa sabemos: de momento todo eso que se ofreció de parte del candidato no es realizable por el presidente y de un polo al otro hay un tranco grande que no sé si le está agradando al Sr. Trump. Cuesta trabajo dejar pasar un día sin hablar de algún tema relacionado con la administración de la Casa Blanca y de verdad nos gustaría omitirlo, pero es materialmente imposible.

Si te das cuenta el día de hoy la agenda geopolítica del mundo está de cabeza: hay enfrentamientos serios en el Medio Oriente; Rusia no deja de ser astringente y provocativa en el este de Ucrania; además de que Yemen, Somalia, Libia, Irak y lógicamente Siria junto con buena parte continental de África tienen muchos sobresaltos. Esta zona de África y anexos árabes están cada vez más complicados y al final del día la crisis actual con Corea del Norte nos deja ver y entender lo que realmente está sucediendo en estos sitios.

La zona meridional de África y la extensión vecina en las naciones árabes en conflicto tienen hambre, hay hambruna. Todas estas zonas han sido devastadas por conflictos armados que, además, se han mezclado con cambios climáticos y la producción de alimento ha sido un problema muy grande.

Occidente intenta arreglar el tema con la medicina incorrecta pero la más rentable, y esa medicina es el camino de las armas y los grandes contratos bélicos. En esto sólo ganan los contratistas que manejan la agenda política de Washington, lo más penoso es que no se ve el fin.

Date cuenta de que por más que se combate a ISIS más difícil es erradicarlo y la razón es que hay mucha gente en esa zona que no tiene como poder ser sustento de familia. Hay padres, hijos y hermanas que aún encuentran algún contrato de trabajo con esta gente que a cambio de adherencia les dan una cuerda de vida para mantener a sus familias.

El tema de hambre se soluciona con alimento, tarde o temprano, eso es lo que termina sucediendo, pero no antes de que se tome toda la ventaja al respecto de quién va a proveer dicho sustento.

Bueno, regresemos a eso en un rato más, para poder ahora contrastar lo que pasa con Corea del norte, la situación de los norcoreanos no es muy diferente, en esencia la ciudadanía tiene hambre y necesitan una línea de vida al mundo, los norcoreanos dependen en más de 90% del comercio que se hace con China y ya no es suficiente. Corea del Norte vive sancionado y aislado, ante ello tal vez lo más inteligente que hizo la familia que controla la zona es el programa de armamento y la capacidad nuclear.

Si te das cuenta los americanos no tienen problema alguno en ponerle la madre de todas las bombas a los afganos, pero aunque quieran, cosa similar no podrían hacer en Corea del Norte. Los estadounidenses le pueden meter 60 misiles Tomahawk a los sirios, pero no le pueden acercar una armada a los norcoreanos sin que los norcoreanos respondan... los americanos no pueden neutralizar a Corea del Norte sin que 10 millones de almas en Seúl sientan el calor desde el otro lado de la frontera y ahí es donde estamos atascados.

Si aún te preguntas que tiene que ver todo eso con el tema de commodities, te diré que un poco, un mucho y lógicamente absolutamente nada. Para ser más específico diremos que mientras algunos países sufren de hambruna, el exceso de alimento en el continente americano está llegando a zonas récord. Brasil hizo una barbaridad de soya y se está terminando la cosecha de su maíz tardío, en ambos casos mucha más producción de lo esperado y en sí un récord. Además, Argentina, con mejores climas y menos lluvias, está regresando al campo a cosechar una buena cantidad de maíz y soya igualmente.

Por su parte los estadounidenses están sembrando la campaña nueva en medio de mucha agua, hay que decirlo, y ese retraso en las labores de siembra pudiera tener algún efecto de alzas en el precio. Justo vimos un intento de fuga en las cotizaciones de Chicago para maíz, soya y trigo.

Estos son los tiempos de un mercado climático, pues estamos íntimamente ligados a que el clima de un buen cultivo o un mal cultivo. Para México, hay mucho en juego porque la dirección natural del mercado con tanta producción es bajista, los especuladores están muy vendidos y apostando a las bajas así que sólo un clima adverso obligaría a reconsiderar esa apuesta y reducir su exposición.

Para cerrar, diremos que desde la Casa Blanca no tarda mucho en regresar el tema del TLCAN, los equipos técnicos deben estar ya en ese reacomodo, con él. Para México es imperativo abrir capacidades de abasto de granos y oleaginosas fuera de la zona de América del Norte y lógicamente Brasil y Argentina pudiesen ser estratégicos, de hacho ya se trabaja en ello.

Finalmente, diremos que estamos en zona donde si eres productor, más vale que te afiances con buena administración de riesgos, no siembres sin suelo... literalmente, no siembres sin suelo de bajas. El mercado agrícola puede caer más allá de lo que tu bolsillo aguante y ahí es donde normalmente la puerca termina doblando el rabo, pues es justo donde el problema de unos cuantos en el campo se hace de todos, no dejes que lleguemos a eso.

Así nos vamos agradeciendo el favor de tu fina atención, recordándote que hay más variables en juego que capacidad de entenderlas todas. Si esta intervención te pareció anárquica y aleatoria, me parece que es porque ya nos estamos entendiendo... ¿será que para eso de administrar riesgos se está en buenas manos?

Ánimo.

*[email protected]