Nueva York.- El productor estadounidense de bebidas sin alcohol Coca-Cola superó las expectativas en 2011 pese a una baja de 27% de su beneficio neto, a 8,600 millones de dólares, debido a un efecto de base desfavorable vinculado a la compra de su principal embotelladora.

Llevado a las acciones, el beneficio corriente anual aumentó a 3.84 dólares, mejor que los 3.82 dólares esperados por los analistas. Lo mismo sucedió con el cuarto trimestre, con un beneficio por acción de 79 centavos, contra 77 centavos estimados previamente por los expertos.

RDS