Los inicios de construcción de casas en Estados Unidos y los permisos para nuevas edificaciones cayeron en abril, ya que el gran número de casas en el mercado desanimó a los constructores a lanzar nuevos proyectos, apuntando a una prolongada debilidad del sector.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó el martes que los inicios de nuevas construcciones cayeron 10.6% el mes pasado a una tasa anual ajustada estacionalmente de 523,000 unidades.

Los inicios de construcción de marzo fueron revisados al alza a una tasa de 585,000 unidades desde el dato preliminar de 549,000.

Los analistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban para abril que los inicios de construcción de nuevas casas mostraran una tasa anualizada de 568,000 viviendas.

Comparado con abril del año pasado, la construcción residencial descendió 23.9%, la mayor caída desde octubre del 2009.

Los nuevos permisos de construcción, que adelantan la demanda futura por edificación de nuevas viviendas, bajaron 4.0% el mes pasado a una tasa anualizada de 551,000 unidades. Los economistas proyectaban que los permisos para construir se ubicaran en 585,000, similar a la cifra original reportada el mes pasado.

RDS