El presidente ejecutivo de BlackRock, Larry Fink, dijo el lunes que el mayor administrador de activos del mundo ha reunido un grupo de trabajo para analizar la tecnología blockchain y las criptomonedas como bitcoin, pero advirtió que no ve inversionistas masivos.

“Somos grandes estudiantes de blockchain”, dijo Fink en una entrevista con Reuters, agregando que él no ve “una gran demanda de criptomonedas”, la compañía tiene un grupo de trabajo que lo estudia.

Cualquier movimiento para invertir en criptomonedas o usar blockchain por BlackRock marcaría un giro para la compañía y un importante respaldo institucional para la tecnología insurgente. La compañía manejó 6.3 billones de dólares en activos al 30 de junio.

“BlackRock explora los activos de cifrado; no es una sorpresa y definitivamente es un desarrollo positivo para el mercado de cifrado”, dijo Chris Yoo, un administrador de cartera en Black Square Capital Management LLC, un fondo de cobertura centrado en el espacio criptográfico.

Catalizador

“Como el gestor de activos más grande del mundo, su interés en los activos criptográficos sería un catalizador para el movimiento ascendente de precios y alentar a otros gestores de activos, incluso con estrategias más conservadoras, a explorar la inversión en el espacio criptográfico”, agregó.

Bitcoin cotizaba 4.83% más a 6,656 dólares en el intercambio Bitstamp, su mejor actuación en más de dos semanas, luego de que un informe inicial que describía al grupo de trabajo apareciera en el sitio web Financial News a última hora del domingo.

Todavía está muy lejos del máximo histórico de bitcoin, cercano a los 20,000 dólares a fines del 2017.

En noviembre pasado, en una entrevista con Reuters, Fink describió bitcoin específicamente como una inversión “especulativa” que prospera debido al anonimato de la criptomoneda. Si bien mostró un tono optimista en blockchain, la tecnología utilizada para operar los bitcoins, Fink notó la asociación de la moneda digital con el lavado de dinero.

Algunos administradores de activos han respaldado con más rapidez el rol potencial de las monedas digitales.

Fidelity Investments, uno de los principales competidores de BlackRock en el espacio de administración de fondos, ha experimentado extensamente con la tecnología.

Débil informe trimestral hace caer acciones de BlackRock

BlackRock, el mayor administrador de activos del mundo, informó el lunes una menor demanda de sus fondos debido a que los inversionistas huyeron del riesgo, eclipsando las ganancias trimestrales mejores a las esperadas, y sus acciones cayeron.

La compañía luchó con las difíciles tendencias del mercado durante el trimestre, incluida una desaceleración de la industria en la demanda de sus productos más cotizados, los fondos cotizados en Bolsa (ETF) que rastrean los mercados. Los ETF de la marca iShares de BlackRock obtuvieron 17,800 millones de dólares durante el trimestre, por debajo de los 34,600 millones del primer trimestre. La compañía también redujo las comisiones en algunos ETF para aumentar su cuota de mercado.

“En general, hemos visto una debilidad en los flujos en el último trimestre impulsada por el riesgo de los inversores y el apetito por el riesgo de los inversores en el mercado”, dijo el analista de Morgan Stanley Michael Cyprys.

Agregó que el crecimiento de la compañía “va a tener altibajos, y ésta es una de las bajas”, pero agregó que los inversores “tienen la oportunidad de sumarse a la debilidad”.

Las acciones de BlackRock cayeron hasta 1.8% antes de recuperarse para negociarse con un descenso de 0.58%, a 503.96 dólares en Nueva York.

Incluso con el crecimiento más lento de lo habitual de la demanda de los fondos, que son relativamente baratos de administrar a medida que aumentan de tamaño, los ingresos aumentaron más de 10% a 900 millones de dólares.

El ingreso neto atribuible a la compañía aumentó a 1,007 millones de dólares el segundo trimestre, más de 25%, ya que una demanda más débil pero aún positiva de fondos indexados ayudó a aumentar los márgenes y la compañía se asentó en una tasa impositiva más baja.

El ingreso operativo, una medida de las ganancias después de algunos gastos, incluido el salario de los empleados, aumentó 16.4% a 1,400 millones de dólares en el trimestre con respecto al mismo periodo del 2017.