La emisión de bonos verdes superó la marca mundial de 100,000 millones de dólares de recaudación en la primera mitad de este año, informó Climate Bonds Initiative (CBI).

Según la organización sin fines de lucro dedicada a promover inversiones con etiqueta verde, ésta es la primera vez que se alcanza este monto en colocaciones en el primer semestre de un año.

El director general de Climate Bonds Initiative, Sean Kidney, celebró el nuevo récord de 100,000 millones de dólares en el primer semestre.

Sin embargo, consideró que todavía el financiamiento climático global impone retos importantes.

“El desafío del financiamiento climático global es alcanzar una inversión verde anual de 1 billón de dólares para principios de la década del 2020”, dijo el directivo.

La meta del CBI para el 2019 es alcanzar un financiamiento global de 250,000 millones de dólares, frente a los 168,500 millones logrados en el 2018.

En ascenso

Matt Kuchtyak, analista de Moody’s, señaló que la demanda de bonos verdes y de sostenibilidad seguirá en ascenso porque los inversionistas han advertido que los riesgos asociados al clima podrían impactar en sus portafolios de inversión.

Los bonos verdes se emiten y cotizan como cualquier bono convencional, la diferencia con otros instrumentos radica en que el emisor se compromete a utilizar los recursos en proyectos que beneficien al ambiente y ayuden a reducir los efectos del cambio climático, en sectores como transporte, construcción, energía y agricultura.

En lo que va del año, los más grandes emisores de bonos verdes han sido la empresa francesa Engie con 1,700 millones de euros (alrededor de 1,900 millones de dólares), la petroquímica coreana LG Chem con 1,600 millones de dólares y el Banco Industrial y Comercial de China con 1,500 millones de dólares.

El mayor número de emisores de bonos verdes proviene de Francia y de Estados Unidos.

Durante el primer semestre, Chile inauguró el lunes de la semana pasada el mercado Latinoamericano de emisiones soberanas por 1,418 millones de dólares.

Para esta semana se espera que nuevamente Chile realice una nueva emisión de bonos verdes soberanos pero en euros, para completar una emisión total de 1,500 millones de dólares.

Hay planes para que Perú salga al mercado con una oferta de papeles verdes para el 2020. En Europa se espera el lanzamiento de deuda verde soberana de Alemania y España, también para el próximo año.

“Estamos en una carrera de inversión en el clima para atraer a los cientos de miles de millones en capital privado que se necesitan anualmente para cumplir con los objetivos de clima y sostenibilidad”, dijo Sean Kidney.

[email protected]