Las bolsas de valores en el mundo perdieron en los primeros seis meses del año 28 billones de dólares en valor de capitalización. La razón,  la volatilidad e incertidumbre causada por los efectos económicos de la pandemia del Covid-19.

Los 73 mercados bursátiles que reportaron a la Federación Mundial de Bolsas de Valores (WFE por su sigla en inglés) valían en enero 95 billones de dólares, seis meses después, en junio, su valor fue de 67 billones de dólares, esto es, perdieron un 29.48% de su valor de capitalización. Los 28 billones de dólares que perdieron en valor, representan el Producto Interno Bruto de Estados Unidos, Japón y Alemania, juntos.

Los resultados han sido mixtos para distintas plazas, observándose una mayor y más rápida recuperación en ciertos mercados como Estados Unidos y China, que son las dos más grandes economías del mundo.

El New York Stock Exchange (NYSE) y el NASDAQ subieron 21.85 y 12.64%, respectivamente. Mientras que los indicadores de China, el Shanghai Stock Exchange subió 3.11% y el Shenzhen lo hizo 14.87%, en los primeros seis meses del año.

Otros centros bursátiles en Europa, como el de London Stock Exchange, (FTSE) pasó de tener un valor de mercado de 4.1 billones de dólares a 3.2 billones de dólares, esto es una pérdida de 953,000 millones de dólares, un retroceso del 22.78 por ciento.

Mientras que el Ibex de España perdió 170,000 millones de dólares, esto es el 22.14%, del valor que tenía en enero, de 797,285 millones de dólares, pasó a 620,785 millones de dólares.

Existen bolsas como la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que perdió el 26.99% de su valor, Bovespa, de Brasil cayó 38.43%, entre otras.

La diferencia está en la recuperación

“Todas las Bolsas del mundo han presentado caídas importantes en lo que va del año, pero la diferencia está en la recuperación, como los  índices de Estados Unidos que ya está presentando retornos positivos en el acumulado del año sobre todo el NASDAQ, mientras que México está muy rezagado”, explicó Jacobo Rodríguez, director de Análisis Financiero en Black Wallstreet Capital México (BWC).

Particularmente el NASDAQ , que es la segunda Bolsa de valores más grande de Estados Unidos, logró un rendimiento acumulado de 12.64% entre enero y junio pasados.

El directivo de BWC explicó que el NASDAQ es representativa del sector tecnológico, el cual no ha estado tan afectado como otros sectores como aerolíneas, turismo o consumo discrecional y por eso ha registrado un mayor repunte que otros índices estadounidenses como el NYSE o el Dow Jones.

Aunque el índice chino Shenzhen Stock Exchange ha generado un retorno de 14.87% en el periodo de referencia, alcanzado una capitalización cercana de 14,646 millones de dólares.

Jacobo Rodríguez explicó que la recuperación de las bolsas de China, como el índice Shanghai que cerró con un avance de 3.11% en los primeros seis meses del año, se debe a que el coronavirus les “pego” de manera más temprana a su economía, pero aplicaron medidas de apoyo y reabrieron sus actividades.

Estos contrastes responden a las expectativas de recuperación económica que están aplicando los gobiernos de los distintos países. En Estados Unidos se impulsaron medidas monetarias y fiscales, enfocadas a fortalecer tanto el consumo y a mantener la liquidez en el sistema financiero.

Nandini Sukumar, director ejecutivo del WFE declaró anteriormente que “los mercados han permanecido abiertos, apoyando la economía durante esta crisis y como industria, esperamos ayudar a reconstruir la economía global”.

Desde principios de este año, las bolsas del mundo mostraban señales de rezago en términos de capitalización del mercado, el cual concluyó con un valor de 73.14 billones de dólares en el primer trimestre del año, una disminución del 13.61% en comparación con el mismo periodo del 2019.

El directivo de BWC comentó que el desempeño de las bolsas a nivel mundial es complejo, aunque se espera que a partir del tercer trimestre comiencen a reanudarse la actividad económica en general, lo cual puede ser un estímulo para el repunte de los centros bursátiles.

Esta recuperación se extendería en los siguientes meses, pero serán más “modestas” que en otros años. Además, otros temas como las elecciones presidenciales de Estados Unidos que podría causar mayor volatilidad en los mercados.

“Lo que esperamos para las bolsas a futuro es un incremento en la volatilidad en general, pero seguirán subiendo, aunque continuarán observándose los efectos del Covid-19 e incertidumbre a nivel global”, comentó Jacobo Rodríguez. (Con información de Judith Santiago)

[email protected]