La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este día con una baja de 0.07%, después de tres jornadas consecutivas de alzas, a unos días de que se celebren las elecciones presidenciales en nuestro país.

En cifras preliminares de cierre, el principal indicador S&P BMV IPC se ubicó en 46,874.43 unidades, lo que representa una baja de 34.51 puntos respecto al nivel previo.

La BMV cerró en línea con los índices de Estados Unidos, los cuales finalizaron con números rojos, de los cuales el Dow Jones perdió 0.68%, el Standard and Poor´s 500 bajó 0.86% y el Nasdaq descendió 1.54 por ciento.

Este miércoles, se registró un elevado volumen de operación en la Bolsa Mexicana de Valores de 237.6 millones de títulos, por un importe económico de ocho mil 477 millones de pesos, con 53 ganaron, 60 perdieron y 13 se mantuvieron sin cambio.

En la sesión destacaron las bajas registradas por Cemex de 1.52%, Grupo Financiero Banorte con menos 0.73 por ciento, Fomento Económico México con 0.79% y Grupo México con 0.69% de decremento.

La plaza accionaria local concluyó en línea con los índices de Estados Unidos, los cuales finalizaron con números rojos, de los cuales el Dow Jones perdió 0.68%, el Standard and Poor´s 500 bajó 0.86% y el Nasdaq descendió 1.54 por ciento.

La Bolsa Mexicana tuvo una sesión negativa después de tres jornadas consecutivas de alzas, conforme se acercan las elecciones presidenciales en el país y con la atención en noticias relacionadas con las relaciones comerciales de Estados Unidos y sus socios.

Funcionarios de la Casa Blanca señalaron que el presidente Donald Trump buscaría que un comité del Congreso estudie el caso de las inversiones chinas en Estados Unidos para saber si éstas infringen la normatividad de propiedad intelectual, lo que se interpretó como una confrontación menos directa.

También destacó que la agencia calificadora Moody’s observa un incremento del riesgo político, lo que se combina con una desaceleración del crecimiento económico y la posibilidad de que se observen presiones inflacionarias por los recientes incrementos en el precio del petróleo, ya que el país es un importador neto del energético.

En el mercado cambiario, el peso cerró con una depreciación de 1.19 por ciento u 23.7 centavos, para cotizar en alrededor de 20.19 pesos por dólar, de acuerdo con Banco Base.