BlackRock, la administradora de fondos de inversión más grande del mundo, acordó hoy poner fin a su programa de encuestas a analistas de Wall Street en el marco de una investigación de la fiscalía del estado de Nueva York sobre el uso de información privilegiada, según informó ayer The New York Times en su página web.

El fiscal general de Nueva York, Eric Schneiderman, consideró que esta práctica le proporciona una ventaja injusta a ciertos operadores del mercado accionario de Wall Street, a expensas de otros participantes.

El acuerdo anunciado hoy supone la continuación de otro logrado hace meses por las autoridades según el cual Thomson Reuters accedió a dejar de vender por adelantado los datos de sus encuestas de consumo a los operadores de alta frecuencia.

The New York Times reportó que la fiscalía indicó que BlackRock pondrá fin a esta práctica en todo el mundo, no sólo en Estados Unidos, además de acceder a seguir cooperando con la investigación de la Fiscalía General sobre el llamado insider trading (uso de información privilegiada) 2.0 .

Para el fiscal, es fundamental que haya un conjunto de reglas para todos que proteja la integridad de los mercados, de ahí que anunciara que seguirá tomando medidas contra quienes proporcionen una ventaja injusta a un grupo determinado de actores financieros.

La encuesta de BlackRock contenía una serie de preguntas redactadas para capturar puntos de vista de los analistas respecto de la gestión, la competitividad, los ingresos y otros aspectos importantes de las compañías contempladas.

[email protected] economista.mx