El fabricante sueco de redes y equipos de telecomunicaciones, Ericsson, obtuvo un beneficio neto atribuido de 1,154 millones de coronas suecas (131 millones de euros) en el cuarto trimestre de 2011, lo que supone una caída del 73.3% respecto al mismo periodo del año anterior, informó la empresa.

De acuerdo con información de el diario español El Mundo, a compañía registró a lo largo de la mañana caídas hasta de 14.5% en la Bolsa de Estocolmo.

Ericsson, el mayor fabricante mundial de equipos para redes móviles, vio caer a la mitad su ganancia en el cuarto trimestre luego de que la desaceleración económica global golpeó la demanda por nuevos equipos, y pronosticó que los operadores de redes seguirán cautelosos sobre el gasto en los próximos meses.

Ericsson dijo el miércoles que vio un incremento de la cautela de los operadores en el cuarto trimestre debido a débiles condiciones macroeconómicas que afectaron a su unidad clave de redes, donde las ventas cayeron 9% en una tasa interanual.

Las ganancias antes de intereses e impuestos, excluyendo los emprendimientos conjuntos que generaron pérdidas pero incluyendo cargos por reestructuración, fueron de 4,100 millones de coronas suecas (605 millones de dólares), incumpliendo todos los pronósticos en un sondeo de Reuters, que variaron de 5,800 millones a 9.400 millones.

Las ventas, de 63,700 millones de coronas, también estuvieron muy por debajo de la previsión de 67,200 millones de coronas, así como el margen bruto de Ericsson, que se ubicó en 30.2% frente a una proyección de 33.7 por ciento.

"Es difícil encontrar algo positivo en el reporte", dijo Robert Jakobsen, analista de Jyske Bank. "La compañía indicó que habría una desaceleración, pero esto es mucho peor que lo esperado", agregó.

apr / Con información de Reuters y El Mundo de España