El precio del barril WTI, petróleo de referencia estadounidense, cayó a su nivel más bajo desde 2002 en un mercado que duda de que el nuevo recorte en la producción acordado por la OPEP logre paliar el hundimiento de la demanda.

Hacia las 09:20 GMT, el barril estadounidense de WTI para entrega en mayo perdía un 2.34% con respecto al martes al cierre y se situaba en 19.66 dólares tras haber llegado a los 19.20 dólares.

El barril de Brent del mar del Norte para entrega en junio valía 28.38 dólares en Londres, en baja de 4.12 por ciento.

Los principales actores del mercado no parecían muy convencidos del acuerdo logrado el domingo por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus asociados, reunidos en la OPEP+, que decidieron reducir la producción diaria en 9.7 millones de barriles en mayo y junio con el fin de reequilibrar el mercado y apuntalar los precios del crudo en plena pandemia del coronavirus.

Este acuerdo "no basta a corto plazo para reequilibrar el mercado", dijo Neil Wilson, de Markets.com.

Esta reducción representaba el mínimo necesario para estabilizar los precios, pero nada más", corrobora Jasper Lawler, analista de LCG.

Este miércoles la Agencia internacional de Energía (AIE) pronosticó una caída histórica de la demanda de petróleo en 2020, de -9.3 millones de barriles por día (mbd), debido a la parálisis económica mundial generada por la pandemia de covid-19.

Esta caída "histórica" hará que el consumo mundial vuelva a su nivel de 2012, hasta los 90.6 millones de barriles por día, según los cálculos de la agencia con sede en París.

erp